Los médicos extracomunitarios podrán trabajar en Extremadura
Archivo

Extremadura eliminará el requisito de nacionalidad en el nombramiento como personal estatutario de extranjeros extracomunitarios para determinadas especialidades médicas.

El objetivo de esta medida es evitar la carencia de personal en determinadas especialidades médicas en el sistema sanitario. Así, en las próximas convocatorias de acceso a la condición de personal estatutario, la región permitirá trabajar a personal que no sean de Europa (extracomunitarios), una medida que ya se ha adoptado en otras comunidades autónomas.

Esta iniciativa de se contempla en un decreto-ley aprobado este viernes por el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura. Este se ha reunido en sesión extraordinaria por videoconferencia y en el que se recogen medidas urgentes y extraordinarias en materia de política social y sanitaria.

Estas nuevas medidas, como recoge la reseña del Consejo de Gobierno, quiere garantizar la renta de los más desfavorecidos; mantener, a través de los conciertos sociales, la prestación de servicios a los colectivos que actualmente precisan de una atención “más urgente y extraordinaria”. También pretende reforzar el personal sanitario que lucha contra la actual crisis sanitaria. Igualmente, para paliar los efectos económicos, intentará agilizar la tramitación de subvenciones, sobre todo destinadas a entidades sin ánimo de lucro.

Así, y en materia de subvenciones, se establece que todas las convocatorias relativas a actuaciones en materia de política social, sanitaria, sociosanitaria o de salud pública, no publicadas antes del estado de alarma y que deban tramitarse y publicarse con carácter urgente por razones de interés general, se someterán al régimen previsto en el decreto-ley 3/2020, de 25 de marzo.

Esto quiere decir que se habilita a los distintos departamentos para efectuar las modificaciones precisas en el cumplimiento y acreditación de los requisitos y condiciones previstos. Esto también incluye la posibilidad de suspender o prorrogar los plazos, cuya ejecución, a consecuencia de la emergencia sanitaria y del estado de alarma, resulte imposible o no pueda llevarse a cabo en sus propios términos.

Hay que tener en cuenta que estas subvenciones están destinadas habitualmente a entidades sin ánimo de lucro. Estas oenegés desarrollan programas y actuaciones permanentes que complementan el marco de atención social y sanitaria de servicios públicos. Sin embargo, por su naturaleza, carecen de la solvencia necesaria para sufragar el mantenimiento de programas y servicios durante un largo período de tiempo.

También se incluye la exención, para los beneficiarios de la Renta Básica Extremeña de Inserción y de la Renta Extremeña Garantizada, del cumplimiento de los compromisos suscritos en los respectivos Proyectos individualizados de Inserción y Programas de Acompañamiento para la Inclusión, durante la vigencia del estado de alarma, ante la imposibilidad de llevarlos a efecto, según ha informado la Junta de Extremadura.

En cuanto a los conciertos sociales para la prestación de servicios en los ámbitos social, sanitario y sociosanitario, se arbitra un instrumento transitorio para garantizar la continuidad en la atención de los beneficiarios del Marco de Atención a la Discapacidad en Extremadura (Madex).

Además, se garantiza una “mayor agilidad” en la tramitación de todas las reglamentaciones técnicas asociadas a los conciertos sociales. Se va a dotar también de seguridad jurídica a la colaboración entre las diferentes administraciones públicas.

Por último, se elimina el requisito de nacionalidad en el nombramiento como personal estatutario de extranjeros extracomunitarios para determinadas especialidades médicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here