Paritorio

Las interrupciones de embarazos descendieron en la región por encima de la media nacional que se situó en una bajada del 5% con respecto al 2011. Todo ello en medio de la polémica por la Ley del ministro Gallardón que pasará a tramitarse en el Congreso.

Los datos sobre el número de abortos practicados en 2012 llegan en un momento en el que no dejan de aparecer voces discordantes con la futura Ley de protección de la vida del no nacido y de los derechos de la mujer embarazada,  recientemente aprobada por el Consejo de Ministros. Las últimas, las de algunos dirigentes del PP como el presidente del ejecutivo extremeño, José Antonio Monago, quien ha pedido “consenso” y “desideologizar los temas fundamentales”.

El número de abortos practicados en Extremadura disminuyó el 6,3 por ciento en 2012 en relación al año anterior, al pasar de 1.657 en 2011 a 1.551 en 2012, según el informe anual del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad remitido a las Comunidades Autónomas. Una disminución que se produce con la todavía actual Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que establece el aborto libre hasta las 14 semanas de gestación.

Los abortos practicados en 2012 descendieron en todas las Comunidades respecto al año anterior, salvo en Asturias, que subió un 1,3 por ciento, y en la ciudad autónoma de Ceuta (58,3 por ciento).

Según el informe del departamento que dirige Ana Mato, en el conjunto de España el pasado año se registraron un total de 112.390 interrupciones voluntarias del embarazo, lo que supone un descenso del 5 por ciento respecto a 2011.

En cuanto a la tasa de abortos en Extremadura fue en 2012 de 7,2 por cada mil mujeres de entre 15 y 44 años, por debajo de la media nacional, según los datos recopilados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

España registró en 2012 un total de 12,01 interrupciones voluntarias de embarazo por cada mil mujeres de entre 15 a 44 años, siendo Madrid, Asturias y Cataluña las comunidades con la tasa más elevada de estas intervenciones, que duplican la registrada en otras como Castilla y León, Extremadura o Galicia.

La futura Ley que entrará en trámite parlamentario en febrero, restringe la posibilidad de abortar a sólo dos supuestos: violación y riesgo para la salud física o psicológica de la madre. Una cuestión que ha sido aplaudida por unos y criticada por otros.

Así desde Red Madre Extremadura, su presidenta, Pilar Javato, ha manifestado que considera que la Ley da “pasos importantes” de cara a la protección de la mujer embarazada y considera “imprescindible” que se haya aumentado el periodo de reflexión de 3 a 7 días, no obstante, reclama más ayudas por parte de las administraciones para que el aborto “no sea la única opción” de las mujeres embarazadas con problemas.

Sin embargo, para el PSOE esta Ley supone uno de “los mayores retrocesos históricos en derechos sexuales de la mujer”, según ha manifestado la diputada por Cáceres en el  Congreso de los Diputados, Leire Iglesias, quien además indica que estos datos “demuestran que se trata de un problema inventado por el PP”.

Todavía no se han dado los últimos pasos para la configuración de esta Ley y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha abierto la puerta para introducir modificaciones al texto del ministro Alberto Ruíz-Gallardón, por lo que habrá que esperar a la tramitación para ver su versión definitiva.

[toggle title_open=”Leire Iglesias, Diputada socialista en el Congreso por Cáceres” title_closed=”Leire Iglesias, Diputada socialista en el Congreso por Cáceres” hide=”no” border=”yes” style=”white” excerpt_length=”0″ read_more_text=”Leer más” read_less_text=”Leer meno” include_excerpt_html=”yes”]

“Estamos perdiendo derechos alcanzados hace 30 años”

_MG_5030

“La Ley que va a comenzar a tramitarse sobre el aborto es una patada directa en el útero de la mujer por parte del ministro Gallardón”, así de tajante se muestra la diputada socialista en el Congreso, Leire Iglesias, quien acusa al titular de Justicia de “creer que tiene mayor potestad que las propias mujeres a decidir sobre su sexualidad”.
Iglesias insiste en que se están perdiendo derechos alcanzados hace más de 30 años y que supone un “enorme retroceso” en la consecución de los derechos sexuales, y recuerda que la actual ley atendía a “criterios médicos y de la ONU” entre otros.
Por ello, ha pedido al presidente de Extremadura, José Antonio Monago, que “sea coherente” con su petición hace dos años a los diputados socialistas, en la tramitación de la actual Ley, de que tuviesen libertad de voto, y que pida ahora lo mismo a los diputados del PP.
Además ha recalcado que el tema del aborto trata sobre “la dignidad y la salud sexual de la mujer” por lo que le parece “lamentable” que el presidente del ejecutivo autonómico “se pelee como en un patio de colegio con su homólogo en la Comunidad Valenciana por las portadas de los periódicos”.[/toggle] [toggle title_open=”Pilar Javato, Presidenta Red Madre Extremadura” title_closed=”Pilar Javato, Presidenta Red Madre Extremadura” hide=”no” border=”yes” style=”white” excerpt_length=”0″ read_more_text=”Leer más” read_less_text=”Leer meno” include_excerpt_html=”yes”]

“Es un avance, pero debería incluir más ayudas a la mujer embarazada”

Rueda_2_IMEX_8_agosto

Para la Fundación Red Madre la futura ley del aborto da “pasos importantes” para la defensa de la mujer embarazada, pero aún así, según señala su presidenta en Extremadura, Pilar Javato, sigue siendo “insuficiente” y debería incluir más medidas por parte de las administraciones de ayuda a mujeres que se encuentran con un conflicto debido a su embarazo.
Desde la organización extremeña el año pasado atendieron a 111 mujeres de toda la región y su presidenta asegura que se encuentran “desbordados”, y que si en muchas ocasiones la mujer se plantea abortar es “porque no se les da otra opción” y estas otras opciones son las que ellos reclaman.
En cuanto a las mujeres que acuden en su ayuda se trata, en su mayoría, de mujeres que se enfrentan a un segundo o tercer embarazo y se encuentran en una mala situación económica y necesitan ayuda para pañales, leche maternizada o materiales como carrito y bañera e incluso en algunos casos atención psicológica.
Javato aplaude que se haya aumentado los días de reflexión e insiste en que “hay que informar a las mujeres de los riesgos que conlleva la intervención quirúrgica y defender el derecho a la vida del concebido”.[/toggle]

Isabel Valdés /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here