Representantes de Liberbank y de los municipios cacereños han retomado el dialogo perdido gracias a la intermediación de la Diputación de Cáceres y ahora los alcaldes deberán hacer llegar sus propuestas a la entidad bancaria, que serán estudiadas y abordadas en una próxima reunión, dentro de un mes.

Según informó la Diputación, el acercamiento se produjo esta semana y en la reunión estuvieron presentes la presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero; el vicepresidente segundo de la Diputación, Alfonso Beltrán; el portavoz de los municipios afectados por el cierre de oficinas, Luis Amado y otros alcaldes de la provincia además del presidente territorial de Liberbank en Extremadura, Julio Morales.

El cierre de oficinas conlleva el riesgo de exclusión financiera de 80 municipios

La presidenta de la Diputación agradeció “las disculpas de la entidad y la predisposición a dialogar” y aseguró que Liberbank “se había comprometido a recibir de cada ayuntamiento un planteamiento para que los ciudadanos volvieran a tener el servicio”. Al mismo tiempo señaló que si se permitiera la supresión no se estaría luchando contra el despoblamiento del medio rural.

Poblaciones afectadas

El portavoz de los municipios afectados recordó que actualmente hay 36 poblaciones afectadas por el cierre de oficinas, lo que puede suponer entre 15.000 y 20.000 personas afectadas y que conlleva el riesgo de exclusión financiera de 80 municipios.

También apeló a la responsabilidad del Banco de España y al Gobierno central para que se trabaje de forma diferentes en cada territorio porque, a su juicio, “no es lo mismo cerrar oficinas donde hay alternativas que cerrar en una provincia con más de 200 poblaciones, entre las que más del 80 por ciento tiene menos de mil habitantes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here