victoria1CFzfarAW0AAVX4s

Extremadura vuelve a ser socialista cuatro años después. El PSOE ha sido la fuerza más votada, con 30 escaños de los 65 de la asamblea extremeña en las elecciones autonómicas y municipales celebradas este domingo. El Partido Popular ha quedado por detrás con 28 diputados. Podemos irrumpe como tercer partido con seis escaños y Ciudadanos, con uno, también entra como nueva fuerza. Izquierda Unida, que con su abstención permitió a los populares gobernar esta última legislatura, desaparece del arco político extremeño.

De esta forma, Guillermo Fernández Vara reconquista para el PSOE la región extremeña tras cuatro años del gobierno del Partido Popular. El candidato socialista y ex presidente extremeño repite los mismos escaños en 2011 y se queda a 3 de la mayoría absoluta, pero ahora es el primer partido y podrá gobernar en solitario o en un gobierno de coalición con Podemos.

Castigo para PP e IU

El candidato del PP, José Antonio Monago, ha pasado de 32 diputados a 28 pese a su mediática campaña. En rueda de prensa y rodeado por los que habían sido consejeros de su ejecutivo, así como por personal de confianza, asesores y otros militantes y simpatizantes del partido, Monago ha señalado que a su juicio el PP ha hecho “todo lo posible” en Extremadura y ha trabajado “lo mejor” que ha “sabido”, tras lo cual se ha mostrado “tremendamente agradecido” al pueblo extremeño por haber “confiado” en su partido en los comicios de 2011 y también, al mismo tiempo, con los ciudadanos que lo han seguido haciendo en las elecciones de este domingo.

Izquierda Unida, la formación que permitió gobernar al PP los últimos cuatro años, ha sido duramente castigada por los extremeños. El partido de Pedro Escobar pierde los tres escaños que tenía y desaparece de la Asamblea

Podemos y Ciudadanos, nuevas fuerzas en la Junta

Su derrota contrasta con el éxito cosechado por Podemos. En sus primeras elecciones autonómicas el partido ha convertido en la tercera fuerza en Extremadura. Ahora tendrá que decidir si gobernará en coalición con el PSOE o le dará apoyos puntuales.la formación liderada por Álvaro Jaén ha sacado un gran resultado. Ciudadanos, por su parte, también entra en la Asamblea con un solo diputado, muy por debajo de las expectativas que había generado el partido de Albert Rivera en Extremadura.

Nevado pierde la mayoría y el PP y el PSOE abren la puerta a los pactos

El PP ha perdido la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Cáceres, donde tenía 16 concejales y se ha quedado con 11, por lo que serán necesarios pactos o acuerdos puntuales para gobernar en el consistorio y por eso la alcaldesa en funciones, Elena Nevado, habla ya de “diálogo” porque “se abre un tiempo nuevo”, ha dicho. Aunque el PP ha sido la fuerza más votada, seguida del PSOE que ha conseguido ocho concejales, uno más que en 2011, la irrupción de Ciudadanos (C’s), con cuatro ediles, y de CáceresTú (Podemos), con dos concejales, ha cambiado el mapa político en la capital cacereña.

Salaya: “Estamos dispuestos a gobernar porque Cáceres ha dado un no a Nevado”

El candidato socialista a la Alcaldía de Cáceres, Luis Salaya, ha señalado que “estamos dispuestos a gobernar y la ciudad ha dado un no clarísimo a Elena Nevado, con la caída más fuerte de la historia de la democracia en la ciudad para un partido que gobernaba”, después de que el PSOE haya obtenido 8 concejales y el 27,61% de los votos; lo que abre la puerta a un posible tripartito con Ciudadanos (que ha obtenido 4 concejales) y CáceresTú (la candidatura avalada por Podemos, que ha obtenido 2 ediles).
Salaya ha valorado los datos de los comicios municipales en la sede local del partido y ha aseverado que “la ciudad demanda cambio” y que “nuestro trabajo se ha visto recompensado con una subida importantísima, en un momento en el que es muy difícil que suban los grandes partidos”. El Ayuntamiento de Cáceres cuenta con 25 concejales, por lo que la mayoría absoluta se sitúa en 13 ediles.

El candidato socialista, ha subrayado que “solo gobernaremos la ciudad si podemos garantizar una estabilidad de gobierno, como dijimos en campaña lectoral”. En este sentido, Salaya ha aseverado que comenzará a sondear al resto de partidos que han entrado en el ayuntamiento “para ver si podemos garantizar esa estabilidad”.
Salaya ha asegurado que estamos dispuestos a negociar programa y a negociar una forma de gobierno para la ciudad; sin negociar cargos”. Así, el candidato socialista ha especificado que entre los puntos irrenunciables en esas negociaciones se encuentran “todo lo que tiene que ver con las promesas realizadas a los barrios y con las mejoras en la calidad de vida de los ciudadanos”.

Salaya, que ha esperado hasta que estuviera escrutado el 100% de los votos, pendiente de conseguir el noveno concejal para el PSOE, ha subrayado que “hemos recuperado todos nuestros barrios”, refiriéndose a los barrios de la periferia cacereña, “incluyendo a la Entidad Local Menor de Valdesalor y a la pedanía de Rincón de Ballesteros”. El PSOE ha ganado en Mejostilla, en Aldea Moret, Llopis Iborra, San Marquino, etc, “en barrios donde hemos desarrollado nuestra campaña”.

Desde el PSOE han resaltado que el PP ha perdido “casi un 40% de su electorado en estos comicios” y que el “único partido que ha subido, de los que estaban en la anterior legislatura, ha sido el PSOE con más de un millar de votos” ha aseverado el secretario local del PSOE, Vicente Valle. 

Sergio Martínez / Eduardo Villanueva

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here