Evolución del número de pernoctaciones en establecimientos hoteleros de Extremadura hasta julio de 2020 Evolución del número de pernoctaciones en establecimientos hoteleros de Extremadura hasta julio de 2020 24/8/2020

Extremadura ha registrado 119.636 pernoctaciones en establecimientos hoteleros en el pasado julio, lo que supone un 47,3 por ciento menos que en el mismo mes de 2019 (por debajo de la caída del 73,4 por ciento acumulada a nivel estatal en el mismo periodo).

Asimismo, durante el pasado julio 73.237 viajeros han visitado los hoteles de Extremadura, un 48,4 por ciento menos que en el mismo mes del año anterior, mientras que a nivel nacional se ha alcanzado en el mismo periodo una caída interanual del 64,3 por ciento.

De igual modo, los hoteles en la región han ingresado en julio 17,62 euros (33,25 euros a nivel nacional) por habitación disponible, un 28,9 por ciento menos que en el año anterior; y han facturado 57,70 euros (87,58 euros en España) de media por habitación ocupada, un 0,5 por ciento menos que en julio de 2019, informa en nota de prensa el Instituto de Estadística de Extremadura.

Al mismo tiempo, han bajado en Extremadura en el pasado mes de julio las pernoctaciones de viajeros residentes en España un 42,2 por ciento, y las de residentes en el extranjero han caído un 73,5 por ciento. También, la estancia media en la comunidad extremeña se sitúa en 1,63 días, lo que supone un 1,9 por ciento más que julio de 2019 (un 25,6 por ciento menos a nivel nacional).

Cabe apuntar, también, que como efecto de la Covid-19 en la coyuntura turística hotelera, desde el día 21 de junio y de acuerdo al Real Decreto 555/2020, finaliza el estado de alarma, permitiéndose la movilidad de la población en todo el territorio nacional. Así, en el mes de julio se incrementa el número de establecimientos abiertos respecto al mes de junio, pasando de 182 a 304.

Al respecto, los datos recogidos para esta operación durante el mes de julio permiten difundir el mismo volumen de información que se venía haciendo antes del mes de marzo de 2020, previo a la pandemia de la Covid-19, con “calidad suficiente” para ser utilizados por los usuarios de la estadística. Así, se recupera la difusión territorial de datos al nivel de punto y zona turística.

DATOS A NIVEL NACIONAL

Por su parte, a nivel nacional, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros en España se han desplomado un 73,4% en julio respecto al mismo mes del año anterior, hasta superar las 11,4 millones, pese a la finalización del estado de alarma y la apertura progresiva de fronteras, según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE), que indica que los precios de los hoteles cayeron un 8,2% respecto al año anterior.

Es el quinto mes consecutivo en el que, como consecuencia de la crisis sanitaria, descienden las pernoctaciones en los hoteles españoles tras las bajadas del 66,5% de marzo, del 100% en abril, del 99,2% en mayo y del 95,1% en junio.

El pasado 21 de junio finalizó el estado de alarma, permitiéndose la movilidad de la población en todo el territorio nacional. El número de establecimientos abiertos ha aumentado en julio respecto al mes anterior, pasando de 5.896 a 12.068, aunque esta cifra es un 29,5% inferior a la existente hace un año.

El total de plazas ofertadas en julio ha sido 1.025.713, un 52,7% del total. Durante dicho mes, 4,3 millones de viajeros se han alojado en algún establecimiento hotelero, con un total de 11,5 millones de pernoctaciones. Estas cifras suponen un 35,7% y 26,6%, respectivamente, de las estimadas hace un año.

Pese a la progresiva apertura de las fronteras exteriores, el INE destaca que los viajeros residentes en España han sostenido en mayor medida la actividad hotelera del mes de julio, con 3,2 millones de viajeros frente a 1,1 millones de no residentes. Ello se refleja también en el volumen de pernoctaciones, que alcanzan los 7,4 millones en el caso de los residentes, frente a los 4,1 millones de los no residentes.

La estancia media de los viajeros en los hoteles españoles ha bajado en julio un 25,5% interanual, situándose en 2,7 pernoctaciones por viajero, a pesar de que los precios se han abaratado un 8,2 por ciento en el país. En los siete primeros meses de este año se han producido 55,6 millones de pernoctaciones en hoteles españoles, un 71,1% menos que en el mismo periodo de 2019.

ANDALUCÍA Y CATALUÑA, DESTINOS ELEGIDOS

Andalucía, Cataluña y Comunitat Valenciana son los destinos principales del total de viajeros en España en julio, con caídas anuales en el número de pernoctaciones del -63,5%, -77,9% y -69,0%, respectivamente. Estos tres también han sido los destinos elegidos por los viajeros residentes en España con caídas anuales en el número de pernoctaciones del -46%, -48% y -60,2%, respectivamente.

En el caso de los extranjeros el principal destino elegido por los viajeros son las Islas Baleares con un 33,3% del total de pernoctaciones. En esta comunidad las pernoctaciones de extranjeros caen un 86,1% respecto a julio de 2019. Los siguientes destinos de los no residentes son Cataluña (con el 18,7% del total de pernoctaciones y un descenso del 87,7%) y Canarias (con el 16,3% del total y un descenso del 87,1%).

Respecto a la ocupación en julio se han cubierto el 35,6% de las plazas ofertadas, con un descenso anual del 50%. El grado de ocupación por plazas en fin de semana se reduce un 46,8% y se sitúa en el 40,5 por ciento. Cantabria y Principado de Asturias presentan el mayor grado de ocupación por plazas durante julio (50,1% cada una de ellas).

Por zonas turísticas, la Costa Verde alcanza el mayor grado de ocupación por plazas (55,6%) y Terres de L’Ebre, la de mayor ocupación en fin de semana (68,3%). La Isla de Mallorca registra el mayor número de pernoctaciones, con 1,1 millones. Los puntos turísticos con más pernoctaciones son Madrid, Palma de Mallorca y Barcelona. Comillas presenta el mayor grado de ocupación por plazas (71,2%) y Barbate el mayor grado de ocupación en fin de semana (84,5 por ciento).

Los viajeros procedentes de Alemania y Reino Unido concentran el 25,1% y el 15,2%, respectivamente, del total de pernoctaciones de no residentes en establecimientos hoteleros en julio. El mercado alemán presenta una tasa de variación anual del -79,4% y el británico del -91,4 por ciento. Las pernoctaciones de los viajeros procedentes de Francia, Países Bajos y Bélgica (los siguientes mercados emisores) registran unas tasas anuales del -72,6%, -75,4% y -71,7%, respectivamente.

CAÍDA DE MÁS DEL 8% DE LOS PRECIOS

La tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se sitúa en el país en el -8,2% en julio, lo que supone 9,6 puntos por debajo de la registrada hace un año, y 3,5 puntos por encima de la registrada el mes pasado. La mayor bajada de precios se produce en los establecimientos de una estrella de oro (-11,3 por ciento).

La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) es de 87,6 euros en julio, lo que supone un descenso del 15,1% respecto al mismo mes de 2019. Por su parte, el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanza los 33,3 euros, con un descenso del 56,8 por ciento.

Por categorías, la facturación media es de 195,5 euros para los hoteles de cinco estrellas en España, de 100,2 euros para los de cuatro y de 78,4 euros para los de tres estrellas. Los ingresos por habitación disponible para estas mismas categorías son de 79,7, 40,1 y 30,4 euros, respectivamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here