Lunes de papel /
EMILIA GUIJARRO

El sábado pasado se ha celebrado el día del consumidor y las Asociaciones de Consumidores han levantado su voz para denunciar la situación de los ciudadanos. La crisis que estamos padeciendo ha puesto de manifiesto que los consumidores necesitan ser protegidos de la voracidad de empresas que suministran elementos básicos, imprescindibles para la vida cotidiana. Las asociaciones denuncian la instalación de la exclusión y la pobreza en sectores de la sociedad que antes estaban lejos de ella.

Las leyes han de protegernos de las practicas abusivas de las empresas de telefonía, de servicios energéticos, de productos bancarios, de fármacos, y de las tasas…porque afectan al bienestar y la calidad de vida, por lo que han de responder a unas reglas fundamentales de responsabilidad social que operen como garantía para los consumidores.

Todos somos consumidores y a todos nos afectan las practicas abusivas, sin embargo, el Gobierno de Rajoy sigue mostrándose insensible a las principales reivindicaciones y demandas de las asociaciones de consumidores y usuarios, partidos políticos y organizaciones sociales.

Todos somos consumidores y a todos nos afectan las practicas abusivas

Si estudiamos las políticas del Gobierno de Rajoy, especialmente grave es el balance en materia energética, con la aprobación de 10 reales decretos-leyes y dos leyes aprobados sin consenso, sin que se haya reducido el déficit de tarifa, a pesar de haber aprobado la mayor subida de impuestos a la electricidad de la historia que se ha trasladado mayoritariamente a los consumidores, y de penalizar a las energías renovables, causando un grave daño a miles de familias y PYMES que habían invertido confiando en el marco regulatorio existente.

Es más, las sucesivas reformas han penalizado injustamente el autoconsumo y, además, el Gobierno ha evitado en todo momento abordar la cuestión de la pobreza energética, que ya afecta al 10% de la población.

Es fundamental proteger y garantizar los derechos de los consumidores de forma eficaz para el ejercicio de la ciudadanía. Por ello, con motivo de la celebración del Día Mundial de los Derechos del Consumidor, se impone el impulso de un Pacto de Estado por la Energía que nos permita abordar de manera consensuada la necesaria reforma integral, del sector energético para resolver los problemas estructurales del mercado eléctrico, para incentivar el ahorro y la eficiencia energética y, sobre todo, dotar al sistema eléctrico de mucha más transparencia para los consumidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here