La bruja Circe

Según dice la Ley del Mentalismo, los egregores son las energías que salen de nuestros pensamientos, es una energía magnética y eléctrica. Cuando un pensamiento se repite muchas veces con intensidad las vibraciones y energías que se expanden, salen y al salir de nuestro cuerpo mental adquieren vida y personalidad, se vuelven una entidad que funcionara según la dirección que les hemos dado, no las vemos pero si las sentimos y nos afectan, ya sea de forma positiva o negativa. Aunque de forma inconsciente, los creamos, pueden ser de pensamientos positivos o negativos. Los negativos son opacos, dañinos afectan adversamente al pensador y a todos aquellos a quienes van dirigidos, mal de ojo y violencias. Rodean al individuo que los emitió, lo vuelve una persona desagradable, antipática, los que lo rodean lo perciben y se alejan, eso crea sentimientos negativos, nuevos pensamientos depresivos y dan más fuerza a la oscuridad.

Los pensamientos positivos, también crean egregores, pero beneficiosos, siembran en nuestro subconsciente un semillero maravilloso, con vibraciones luminosas que salen de nuestro cuerpo mental estimulándolas en sentido positivo. Nos proporciona energía y equilibrio. De esta manera contribuimos con nuestra cuota mental al bien o al mal, si deseamos y practicamos el bien nos beneficiamos.

Tengamos cuidado, con los bulos, la ira, la violencia mental, porque se trasformara en Conciencia Colectiva Negativa y afecta de igual manera a Nuestra Madre Tierra, estas energías se manifiestan, en enfrentamientos, terremotos, desastres naturales, pandemias. Cuando pasa como ahora, no comprendemos que nosotros hemos contribuido a crear este tipo de fenómenos y luego preguntamos ¿por qué ? Por eso es muy importante cuidar lo que pensamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here