Retomar el ejercicio físico de forma paulatina es lo más saludable tras el confinamiento
Archivo.

Incentivar el impulso de la actividad física y el deporte en la Comunidad extremeña, así como favorecer el hecho deportivo de una forma creativa, promocional y emocional, y su rentabilidad en la mejora de la calidad de vida, la salud y el deporte formativo, son los objetivos del Premio Espiga a la Actividad Física y el Deporte de Caja Rural de Extremadura, que este año llega a su décimo cuarta edición.

El premio, convocado por la entidad financiera, en colaboración con la Consejería de Cultura e Igualdad de la Junta y las federaciones deportivas de Extremadura, y dotado con 4.000 euros para el ganador y 1.500 euros para cada una de las dos menciones especiales, está destinado “a aquellos que trabajan por y para los deportistas”.

Dotado con un premio de 4.000 euros y dos menciones especiales de 1.500

En él, hace constar la entidad, “no se distinguen medallas o marcas”, sino que “se reconoce el trabajo, ilusión, dificultades y permanencia en el tiempo” como valores fundamentales del deporte.

Por tanto, los premiados pueden ser personas físicas, organismos, asociaciones, federaciones, centros escolares, entidades deportivas…, que tengan por finalidad “la promoción de la actividad física y el deporte en su ámbito poblacional”. El plazo de presentación de candidaturas, por los propios candidatos o por terceras personas o entidades, estará abierto hasta el próximo 23 de marzo; y una vez concluido será el propio jurado el encargado de seleccionar los admitidos a concurso y valorarlos.

Y además de los tres premios antes indicados, la organización establece el denominado Premio Especial ‘Gracias’, no sujeto a concurso, con el que se distingue a promotores anónimos del deporte regional, es decir, “a personas que con su trabajo a lo largo de los años favorecieron la actividad deportiva a niños y a mayores”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here