Pleno de presupuestos en la Asamblea de Extremadura. Asamblea.

El proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Extremadura para 2021 ha sido aprobado este viernes en la Asamblea de Extremadura gracias al apoyo del PSOE y Ciudadanos (Cs). Por su parte, Unidas por Extremadura se ha abstenido, y el PP ha votado en contra.

De esta manera se ha dado luz verde al Presupuesto de Extremadura para 2021 tras ser aprobado en el Pleno de la Asamblea este viernes tras las más de doce horas de debate y votación de más de 1.100 enmiendas parciales que han sido presentadas por los grupos parlamentarios.

Cabe destacar que las cuentan tienen 6.423,8 millones de euros de Presupuesto de Extremadura para 2021, es decir, 417,2 millones de euros más que el ejercicio anterior, un 6,9 por ciento.

Según ha detallado la vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco Morales en la presentación de estas cuentas, éstas suponen “una respuesta excepcional a una situación excepcional” en alusión a la cirsis provocada por el coronavirus.  

De esta manera, el proyecto de presupuestos han tenido en cuenta la previsión de la caída del PIB para este año del 11,2% y un 8,4% del empleo, según las estimaciones del Gobierno central y avaladas por la Airef.

Blanco-Morales ha subrayado que los datos de los que dispone el Ejecutivo extremeño evidencian que el impacto de la pandemia en Extremadura “ha sido comparativamente menor” al del resto de España, un dato que supone “un motivo de compromiso para las políticas inversoras y expansivas” así como el “mantenimiento del gasto social” con el que cuenta este Presupuesto de 2021 en Extremadura, que tiene previsto destinar 7 de cada 10 euros (que suponen 4.063,6 millones) a políticas sociales.

La Junta de Extremadura contempla de cara a 2021, por tanto, tres posibles escenarios de crecimiento de la economía en función de la evolución de la pandemia. El primero de ellos sería de “recuperación gradual”, que supondría un crecimiento del 8,7% del PIB y un 8,8% de la tasa de empleo, si se produjera un control de la crisis sanitaria, sin nuevas restricciones.

El segundo escenario, de “riesgo moderado”, supone un crecimiento al 5,8% y la tasa de empleo al 5,5%, “si la segunda ola se alarga y se imponen restricciones moderadas, y el tercero, de “riesgo severo”, con medidas de seguridad restricitivas por la pandemia, situaría el crecimiento del PIB en el 4,3% y la tasa de empleo, en el 3,78%.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here