labios-rojos-al-trabajo-si-y-estos-son-los-motivos

Versos del insomnio /
Víctor M. Jiménez

He perdido la cuenta de las lunas que han pasado
desde que me atraparon los tentáculos
de unos labios embaucadores.

Desde entonces, las hormigas recorren mi espalda
y se alimentan de jirones de vida
arrancados bajo el calor de una mirada indómita.

Tal vez no sepa dar cuerda a la muñeca
y mi condena sea el destierro del aroma
que se cuaja entre tus piernas.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here