MENU

Tentáculos

labios-rojos-al-trabajo-si-y-estos-son-los-motivos

Versos del insomnio /
Víctor M. Jiménez

He perdido la cuenta de las lunas que han pasado
desde que me atraparon los tentáculos
de unos labios embaucadores.

Desde entonces, las hormigas recorren mi espalda
y se alimentan de jirones de vida
arrancados bajo el calor de una mirada indómita.

Tal vez no sepa dar cuerda a la muñeca
y mi condena sea el destierro del aroma
que se cuaja entre tus piernas.

Anterior noticia
Siguiente noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: