Minimalismos
Vicente Rodríguez Lázaro

(Isabel la Católica en la Ribera)

Fue un antepasado lejano, cultivando la misma huerta de la Ribera cacereña, quien ofreció una manzana a la reina Isabel I de Castilla mientras paseaba entre la amplia zona hortelana. Él, en pleno siglo XXI, continúa con la tradición familiar manteniendo productivo su pequeño espacio acotado junto al arroyo.

Todos los años, justo cuando coincide el día de aquel suceso, recibe la visita de una dama extraña, cubierta con una capa larga y una capucha que le cubre el rostro por completo, ambas de color ceniza. Ella se le acerca, extiende la mano derecha y el hortelano le entrega la manzana más grande y jugosa que guarda para ella a sabiendas de su llegada. Ella la coge, se la guarda, da media vuelta y se marcha. A partir de ese encuentro, la huerta se refuerza y ofrece cosechas más copiosas, quizás por influencia del espectro en agradecimiento a la atención y al regalo, que recibe desde hace más de cinco siglos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here