La bruja Circe

Un baño de sal de pies te descarga las energías pesadas.

Cuando te sientas enojado, o triste, sin ganas de hacer nada, cuando te das cuenta que nada te sale bien, que peleas con tus seres queridos o que no puedes dormir bien, este consejito puede ayudarte.

Elije un momento tranquilo en tu hogar, necesitarás agua tibia, un puñado de sal, las sales que te agraden y unas gotas de aceite esencial de violeta (Si tienes), la violeta es relajante, elimina la ansiedad y te ayuda a transformar esas emociones negativas. Pero también puedes añadir romero

Coloca tus pies en el recipiente y disfruta de ese momento, puedes encender un sahumerio de tu agrado, colocar una música agradable y también pedir que se disipe toda la negatividad. Céntrate en tu respiración y concederte ese pequeño momento que te devuelve la paz interior y te invita a soltar todas aquellas situaciones que te producen malestar.

Elimina los bloqueos y facilita la circulación de la energía no olvides que en los pies están todos los puntos energéticos relacionados con todo el cuerpo.

Si después te frotas con una crema hidratante o un poco de aceite de oliva con zumo de limón harás baño de pies completo.

Espero que te sea útil feliz día.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here