Suspendido San Jorge en Cáceres
Archivo

El Ayuntamiento de Cáceres suspende también la conmemoración del patrón de la ciudad, San Jorge. La fecha de celebración estaba prevista para el miércoles 22 de abril, con el desfile y la quema del dragón.

En el caso de que el confinamiento se alargara, desde el ayuntamiento barajan la la posibilidad de cambiar a otro día el festivo local del 23 de abril. Esta decisión se tomará más adelante, pero lo más probable es que modifique la fecha.

“Tomaremos la decisión en el último momento que sea posible pero no sería justo que haya un festivo mientras todo el mundo está recluido en su casa y que se viva un festivo como un día cualquiera”, ha señalado hoy viernes el alcalde cacereño, Luis Salaya, en una rueda de prensa online, que ya es la sexta que ofrece por streaming desde que se decretó el confinamiento domiciliario por la crisis del coronavirus.

Además de San Jorge, la Feria del Libro también se aplazará “con toda probabilidad” a otra fecha, aunque no es oficial. El criterio es que “todo lo que haya en esas fechas, se vaya aplazando”, ha dicho Salaya. 

“No es que seamos especialmente pesimistas pero somos muy precavidos y tenemos que tener en cuenta que todos estos días están suspendidos los plazos por lo que, aunque se superase la crisis muy rápido, no da tiempo a licitar y organizar los eventos aunque haya acabado el estado de alarma”, ha explicado el alcalde. En este sentido, ha añadido que, aunque pase el confinamiento domiciliario, los actos multitudinarios no podrán celebrarse.  

Así, la Feria del Libro puede celebrarse en otra fecha aunque coincida con otros eventos. Esto es así porque ocupa un lugar lugar muy concreto, que es el Paseo de Cánovas y “es un complemento perfecto” a otras actividades que pueden coincidir en el tiempo.

El contrato del WOMAD

Además del desfile de San Jorge, la ciudad ha suspendido también la Semana Santa, la Bajada de la Virgen, la feria de la tapa Extregusta y el Womad. Este último festival, que iba a celebrarse del 7 al 10 de mayo, es el evento más multitudinario.

Este año tenía que  renovar el contrato con la organización del certamen en España.

De esta manera, Salaya ha explicado que “no” se ha llegado a firmar ese contrato. En el mismo, los servicios jurídicos de la Junta de Extremadura estaban estudiando la posibilidad de incluir una cláusula de cancelación o de aplazamiento, dada la situación de crisis sanitaria que se veía venir.

“No hay ningún roce con la organización de Womad hasta el momento por eso, sino que es una decisión por nuestra parte de suspenderlo en esta edición, y no hay nada más”, ha recalcado el regidor. También ha insistido que en el caso de este festival, el aplazamiento a otras fecha “es muy complicado” porque se solaparía con otros eventos y las dos ediciones, la de este año y la del que viene, “se juntarían demasiado”.

El alcalde lamentado que a nadie le gusta suspender o aplazar eventos pero “la realidad es que no se pueden hacer en seis meses todos los eventos de un año”. “No va haber tiempo para celebrarlos todos ni vamos a someter a los vecinos de la ciudad monumental y de la Plaza Mayor a la presión de tener eventos todos los fines de semana en lo que resta de año, ni vamos a poder afrontar la organización de todos a final de año”, ha insistido.

Salaya ha manifestado que en ocasiones “hay que tomar decisiones impopulares” y “optar por suspender eventos pensando que lo más importante ahora es preservar la salud”, ha sentenciado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here