inocente2--644x362

Si te viera Schopenhauer /
SERGIO MARTÍNEZ

Aunque vosotros, lectores, estáis leyendo estas líneas hoy lunes 29 de diciembre yo las escribí el martes 23 de diciembre.  Como no tenía muy claro de qué iba a escribir estuve  repasando la prensa para ver qué me inspiraba. No siempre hay un concierto de Woody Allen o un contrato para Pablo Alborán en la recámara.

Al abrir la versión digital del que fuera conocido en otros tiempos como el periódico independiente de la mañana, y ahora como el periódico global, parecía que éste hubiera adelantado una semana su versión del día de los Inocentes. Y es que apenas de un vistazo me encontré con tres titulares que eran dignos del Mundo Today: “Aguirre se ofrece como candidata del PP a la alcaldía de Madrid”, “La alcaldesa de Alicante dimite por Facebook” o el tristemente real,  “El salario mínimo subirá 3,3 euros”.

En lo que parece que no somos tan modernos es en el escaso salario mínimo interprofesional

Y es que así es España,  ya sea en navidad, verano, o en el día de los inocentes, este país nunca deja de sorprenderte. La  posibilidad de que Esperanza Aguirre pueda volver a la política, después de dejarlo ella misma, y sus últimas declaraciones públicas, es no menos que hilarante, pero además es preocupante. ¿De verdad no hay nadie en el Partido Popular de Madrid con ganas, que pueda sustituir a los Aguirre, Botella o Ignacio González?, o ¿es que sólo vale ganar y la regeneración política es una patraña?

Y hablando de regeneración. Todo el día quejándonos de que en este país nunca dimite nadie y de repente, en un acto de genialidad digno de ser recordado al menos una semana, llega la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, y dimite por facebook y además, el mismo día que cumple años.  ¡Toma ya! Creo que debemos ser el único país de la Unión Europea en el que el Presidente da ruedas de prensa a través de televisiones de plasma y en el que los alcaldes dimiten por el cara libro. ¡Si es que somos unos modernos oiga!

En lo que parece que no somos tan modernos es en el escaso salario mínimo interprofesional que nos merecemos. Parece que en  el 2015 se subirá 3,3 euros, que todavía no logran que éste al alcance de unos raquíticos 650 euros, muy lejos de la media de los países con los que nos gusta compararnos en crecimiento. Así supongo que el Banco de España se quedará contento, ya que cada vez que puede nos recuerda  que subir salarios podría dañar la recuperación.  Y aún me queda lo mejor, que mañana hay discurso del rey.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here