imagen-sin-titulo

Si te viera Schopenhauer /
Sergio Martínez

Cada día más alejado de su origen. Cada día mas decepcionante. Cada día más partido político y menos movimiento ciudadano. El partido que surgió un día del movimiento 15M hoy forma parte del espectáculo del ‘y tú más’. Y sinceramente, unirse al circo de los frentes no es nueva política, es una profunda decepción.

Observar el comportamiento de Podemos en el Congreso de los Diputados era uno de los grandes alicientes esta nueva legislatura. Y la verdad es que su adaptación ha sido sorprendentemente sencilla. ‘Florituras’, ‘Bescansas’ y ‘Besos a parte’, hacen lo mismo que ya hacían antes el Partido Popular y el Partido Socialista, insultarse y acusarse una y otra vez. Y eso es sinceramente, otra decepción.

Tal vez los políticos deberían reflexionar sobre este asunto. Igual soy un ingenuo, un idealista, o simplemente, un tonto, pero para mi el comportamiento de los partidos durante la investidura ha sido una total falta de respeto hacia los ciudadanos que han votado. El otro día, Manuela Carmena, comentaba desde la cordura, que los votantes han hablado y han dado unos resultados, que lo que les tocaba a los partidos era dialogar y llegar a acuerdos, no provocar unas nuevas elecciones. Sinceramente, tiene razón. Tienen unas cartas, pues jueguen con ellas, demuestren respeto por la ciudadanía y pónganse de acuerdo-

Pablo Iglesias, hace dos años explicaba que en Podemos había y cabían personas de todo tipo de ideologías, hoy es la izquierda de la izquierda; el día que presentó Podemos en sociedad explicaba, “Tenemos un método: que elija la gente”, hoy cada vez escuchan menos sus propios círculos; El mismo Pablo Iglesias, en un programa de Salvados, mostró las coincidencias con Ciudadanos en cuanto a políticas sociales y regeneración política, hoy en día son la derecha más extrema y no quiere hablar con ellos, etc.

Y la mayor decepción, una vez en el Congreso han olvidado las prioridades que dieron sentido al mayor movimiento ciudadano de la democracia en España, el 15M. Los indignados eran un movimiento heterogéneo que buscaba una democracia real, listas abiertas, la reforma de la Constitución, la reforma de la ley electoral, la educación y la Sanidad pública, el derecho a la vivienda, la dación en pago retroactiva y quería acabar con la corrupción política y de la banca, endureciendo las leyes para los delitos de corrupción y regulando el mercado bancario y financiero….

Podemos podría haber pactado con PSOE y Ciudadanos un pacto para llevar acabo algunas de estas reformas y tras un año, o, dieciocho meses, haber convocado nuevamente elecciones. Si su prioridad fuera ‘la gente’, creo que lo hubieran hecho. Pero ahora la prioridad es una, ganar al PSOE. Lo dicho, una decepción.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here