Mi ojito derecho 
Clorinda Power

Un día te levantas escuchando que Pedro Sánchez le ha retirado la palabra a Pablo Casado y, ese mismo día, te acuestas oyendo que Pablo Casado ha salido mal parado en la encuesta del CIS y que la culpa la tiene el Pedro Sánchez. Pero sin duda, lo mejor ha sido ver a Jorge Javier Vázquez mencionar a VOX en prime time para tildarles de homófobos y xenófobos pero en plan ji, ji, ja, ja no vaya a ser que alguien se ofenda y Mediaset tenga que mandar un mensaje pidiendo disculpas a Santiago Abascal (del que, por cierto, Aznar dice que es un chico lleno de cualidades).

Y así pasas el día, triste por la muerte de Carmen Alborch pero solo un momentito , hasta que El País te quita su imagen de la portada y la sustituye por la de Rodrigo Rato, que pide perdón en subjuntivo (a aquellas personas que se hayan podido sentir decepcionadas o afectadas), como si esas personas pudieran o no existir, como si su delito pudiera ser o tal vez no. Solo le ha faltado despedirse él también en diferido.

Rodrigo Rato pide perdón en subjuntivo, como si esas personas pudieran o no existir, como si su delito pudiera ser o tal vez no

Para mañana todavía no ha muerto a nadie, pero seguro que a alguien encontramos a quien matar. Y mientras unos nominan a el Koala en Gran Hermano VIP por estratega (sí, al que cantaba ‘Omá, yo voy a hacer un corral’ le han nominado sus compañeros por estratega), otros más elegantes en las ropas y en las formas, andan decidiendo a quien crucificar con tal de seguir un día más tomando el sol (con lo bien que estarían un tiempo a la sombra).

Por cierto, el otro día me crucé con Ignacio González (el expresidente de la Comunidad de Madrid que estuvo en la cárcel) por la calle. Iba con gafas oscuras. Imaginé que después de tanto tiempo escondido, había optado por acostumbrarse a la luz, ahora que vuelve al trabajo. Será consejero técnico en la Subdirección General de Apoyo Jurídico, Incompatibilidades y Régimen Disciplinario.

Algo estaremos haciendo mal los demás cuando somos siempre nosotros los ofendidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here