vedruna

Las obras de peatonalización de la calle San Pedro de Alcántara de Cáceres comenzarán el mes de octubre y durarán menos de seis meses, por lo que para la primavera del año que viene se podrá pasear ya por esta céntrica calle, en cuya remodelación y reforma integral se van a invertir un total de 635.375 euros que serán financiados por el Gobierno regional.

La alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, y el director de departamento de la zona centro de Acciona Infraestructuras, Alfonso Rozpide, han firmado este martes el contrato para la renovación integral y peatonalización de la céntrica calle de la que se encargará la citada empresa que ahora tiene un mes para el replanteo de las obras por lo que a principios de octubre las máquinas estarán ya trabajando allí.

Así, las obras afectarán a los 200 metros de longitud y los 18 metros de ancho de esta vía que quedará totalmente cerrada al tráfico rodado, excepto para los residentes que tengan que usar sus garajes y para los vehículos de emergencia. Se creará un espacio central de cuatro metros de ancho y dos aceras laterales de unos cinco metros y medio, todo al mismo nivel cuyo pavimento irá en granito negro, en la zona del centro, y granito gris con una banda de mármol blanco en los acerados.

También se aprovechará para cambiar toda la red de abastecimiento y saneamiento de agua y se renovará la iluminación con 10 grandes farolas con dos brazos cada una a dos alturas, una a cuatro metros y otra a siete metros del suelo. En cuanto a la jardinería, los árboles actuales se retirarán y se colocarán en otro lugar de la ciudad; en su lugar se plantarán alineados 18 ejemplares de perales chinos con flores y 10 ejemplares de laureles.

Para el mobiliario urbano se ha optado por colocar dos amplias zonas de descanso al principio y al final de la calle con dos bancos graníticos de tres metros unidos por una pieza intermedia para crear una zona amplia de relax, que permita a los peatones una parada intermedia entre la propia calle y el cercano y concurrido Paseo de Cánovas.

Modificaciones en el tráfico

La peatonalización de la calle San Pedro de Alcántara conllevará modificaciones en el tráfico no solo de la propia vía, donde se suprimirán unos 50 aparcamientos, sino de las dos calles que confluyen en ella, la de obispo Ciriaco Benavente y Santa Joaquina de Vedruna, así como las que dan acceso a estas dos calles.

De esta forma, la calle Santa Joaquina de Vedruna cambiará el sentido de circulación y se accederá a ella por la calle Motril, que será de bajada desde la calle Gómez Becerra. Mientras, la calle Clemente Sánchez Ramos será de bajada para dar salida hacia la avenida de España a los vehículos que circulen por obispo Ciriaco Benavente.

Esto supondrá que el tramo de Santa Joaquina de Vedruna comprendido entre San Pedro de Alcántara y la calle Motril también se hará peatonal y  quedará libre de coches puesto que no se podrá circular por él al no tener salida para vehículos y solo se permitirá el acceso a garajes particulares.

En total se actuará en 2.700 metros cuadrados desde la confluencia de la calle San Pedro de Alcántara con la avenida de España hasta su desembocadura en la avenida Virgen de Guadalupe, frente a la calle Viena, y en las calles aledañas en un diseño realizado por los arquitectos municipales. “Se trata de proyecto muy ambicioso, esperado en la ciudad y demandando por los cacereños”, ha dicho la alcaldesa que ha resaltado el “impulso” que supondrá también para el sector comercio instalado en esta zona.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here