Las destacadas condiciones de la zona de producción, los métodos tradicionales y artesanales de manipulación, y la no realización de la trashumancia hacen inigualables e inimitables las mieles de esta DOP.

La miel con Denominación de Origen Protegida (DOP) ‘Miel Villuercas-Ibores’ es el producto natural producido por las abejas Apis Mellíferas a partir del néctar de las flores, de las secreciones procedentes de las partes vivas de las plantas o que se encuentran sobre ella, y que las abejas liban, transforman, combinan con sustancias específicas propias y almacenan, dejando madurar en los panales de la colmena. Un producto natural que es aún mucho más, pues para ser ‘Miel Villuercas-Ibores’, además de proceder exclusivamente de colmenas censadas en el registro de explotaciones de esta DOP, las mieles han de estar exentas de sustancias inorgánicas u orgánicas extrañas a su composición.

Y a su calidad alimenticia se suma que la miel con esta DOP respalda oficialmente la carta de naturaleza de un suelo, un clima, un agua y unas plantas que no se conjuntan y equilibran en ningún otro lugar. De hecho, los análisis realizados a petición del Consejo Regulador han evidenciado que estas mieles proceden de árboles y plantas espontáneas y cultivadas exclusivamente en tierras de estas Comarcas extremeñas.

Sobre su denominación, sobre el por qué de la adopción del nombre de ‘Miel Villuercas-Ibores’, indicar que responde a varios motivos, como, y entre otros, al prestigio histórico de la miel en esta zona extremeña concreta; al manejo y técnicas de acondicionamiento, tradicional y artesanal; y a las especiales cualidades de sus mieles, consecuencia del medio natural en el que se lleva a cabo su producción.

Especiales condiciones de la zona

La zona geográfica tradicional de producción de ‘Miel Villuercas-Ibores’, una de las zonas apícolas más relevantes de la región extremeña, donde los apicultores llevan siglos aprovechándose de la flora autóctona, sin ejercer la trashumancia fuera de estas comarcas, está localizada al sureste de la provincia de Cáceres, ocupando las comarcas de Las Villuercas, y Los Ibores, de variado paisaje, con gran cantidad de vegetación y abundantes corrientes de agua, que hacen de ellas “un lugar incomparable para obtener mieles de una calidad inigualable”, hace constar Nelia Pulido, directora técnico de la DOP.

Son mieles totalmente naturales, no pasan por ningún proceso de filtrado, ni de ningún otro tipo

Por todo ello, por la calidad de su flora autóctona, prácticamente inalterable por la actividad humana; por las condiciones geográficas y climáticas, con zonas de marcado relieve, donde la apicultura se presenta como una actividad ideal frente a los cultivos y criado del ganado; y por la mano del hombre, que pese al paso del tiempo sigue extrayendo la miel de forma artesanal para conservar toda su calidad, la zona de producción de ‘Miel Villuercas-Ibores’ hace que la apicultura sea idónea.

Además, a diferencia de otras comarcas de Extremadura, en esta no se realiza trashumancia, por lo que se obtiene una miel homogénea y con unas peculiares características que se deben únicamente a la conjunción de los factores naturales y humanos del ámbito geográfico de la DOP.

Y prueba del sistema de producción tradicional que se lleva a cabo son los valores de los parámetros que se obtienen en el producto final, todos ellos indicadores de la alta calidad de esta miel. Destacan entre ellos, valores bajos de HMF, indicativo de frescura y de una forma de producción artesanal; bajos de humedad, indicativo de la madurez que se obtiene debido a que el panal se mantiene operculado al no trabajar de forma intensiva; valores altos de actividad diastásica, debidos a la frescura de la miel; y propiedades organolépticas característicos del tipo de polen de las plantas de las que se obtiene.

Altamente saludable

Que la miel es un alimento natural con propiedades saludables es un hecho que forma parte del saber popular, y entre las propiedades que se le atribuyen, además de su gran valor nutritivo, alimenticio y energético, destacan las de promover la regeneración de las mucosas intestinales, estimular el crecimiento de nuevos tejidos, actuar como agente antiinflamatorio; y también, ser antiséptica y antimicrobiana, antioxidante y calmante.

Y las propiedades que se le atribuyen a la miel van aún más allá, pues en estudios de laboratorio se ha demostrado que los productos de la miel, tales como la jalea real, que se obtiene de las glándulas salivales de las abejas obreras, y el propóleo, sustancia para crear los panales, reducen los tumores. En definitiva, que la ‘Miel Villuercas-Ibores’ “es extraordinaria en el cáncer”, debido a que contiene sustancias antimitósicas, es decir, “impiden la multiplicación de las células, lo que puede explicar la rareza del cáncer entre los apicultores”, y que su jalea real ayuda a reconstruir el sistema inmunológico y las células buenas que fueron destruidas con los tratamientos de radiación.

“Quien prueba nuestra miel no vuelve a querer otra”

nelia-pulido-mieles-img_0952Nelia Pulido, Directora técnico Miel Villuercas-Ibores

¿En qué momento se encuentra su DOP?
En un buen momento. Hemos conseguido incorporar nuestra DOP en el registro de DO de la Unión Europea, que reconoce la singularidad de nuestro producto; y gracias a las ayudas de la Diputación de Cáceres y Extremadura Avante hemos iniciado la campaña ‘Con la miel en los labios’, con la que hemos llegado a muchos consumidores.

¿En qué se diferencian sus mieles?
Se diferencian desde sus colmenas, que al no permitirse la trashumancia no pueden salir de su zona delimitada, 400.000 hectáreas dentro del Geoparque Mundial Unesco Villuercas-Ibores-Jara; a su procedencia, sólo de la floración de esta zona, que le da su característico sabor y color; y al manejo de la colmena y extracción de miel, todo por el sistema tradicional. Esto es lo que nos diferencia de otras mieles, sean o no DOP.

¿Hay forma de diferenciar la miel natural de otras más industriales?
Por supuesto. Desde que se sacan de la colmena nuestras mieles no pasan por ningún proceso de filtrado, ni de ningún otro tipo, van directamente del panal al bote, y esto se puede apreciar en su viscosidad, su mayor densidad, poca humedad…, y todo esto contribuye a que cristalicen, símbolo inequívoco de que son frescas, y no han sido recalentadas, ni filtradas.

En ‘Miel Villuercas-Ibores’ se sacrifica cantidad por calidad…
En nuestra DOP la miel es sólo de la floración de la zona, lo que conlleva una producción más baja, pero de mayor calidad. Una colmena trashumante puede llegar a producir 30 kilos, mientras que las nuestras unos 10 kilos por colmena, de ahí que digamos que se sacrifica tener más cantidad en pro de ofrecer una mayor calidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here