museovostell2009cc

Una exposición retrospectiva recuerda el proceso de creación de este importante centro museístico ubicado en Los Barruecos.

La exposición ‘V.O.A.EX. Un viaje de Wolf Vostell. 40 años de un museo sin muros’, que realiza una mirada retrospectiva al proceso de creación del Museo Vostell de Malpartida de Cáceres, es el eje de las celebraciones programadas para conmemorar las cuatro décadas de este importante centro museístico al aire libre ubicado en el paraje natural de Los Barruecos.

La muestra, que se podrá visitar hasta marzo de 2017, conmemora el cuarenta aniversario de la instalación de la escultura de Wolf Vostell titulada ‘V.O.A.EX. Viaje de (H)ormigón por la Alta Extremadura’, obra que muestra un coche empotrado en un gran cubo de hormigón y que es considerada la piedra fundacional de este museo sin muros.

En abril de 1974, Vostell declaró al paisaje “agreste, rotundo, enigmático y en eterna mutación” de Los Barruecos “obra de arte de la naturaleza”, y la acción que realizaría en este paraje dos años después, la instalación de la escultura V.O.A.EX. el 30 de octubre de 1976, fue en realidad el final de una experiencia performativa iniciada en Berlín que abría las puertas de la modernidad cultural en Extremadura.

El público puede aportar sus fotografías con la escultura V.O.A.EX. (coche empotrado en el cubo de hormigón) para incorporarlas a la exposición

Ahora, cuarenta años después, esta muestra rememora aquel gesto que resultó el inicio de lo que hoy es el Museo Vostell Malpartida, y pretende ofrecer al visitante una visión de conjunto “que posibilite la correcta contextualización de una obra única conectada a los ejes fundamentales del pensamiento vostelliano”, se explicaba en el acto de presentación celebrado en Cáceres y al que asistieron, entre otros, el director general de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural de la Junta de Extremadura, Francisco Pérez Urbán, y el director del Museo Vostell, José Antonio Agúndez.

Abierta a todos

En la muestra podrán verse desde los cuadros-objetos preparatorios homónimos hasta fotografías del proceso de realización de la obra y su inauguración en Los Barruecos; desde obras gráficas a vídeos (entre ellos la película inédita de Ulrike Ottinger sobre la pieza) o una gran diversidad de material documental.

Evoca también la historia del Opel Admiral aprisionado en Los Barruecos (sus conexiones con el arte) y la de otras esculturas en las que Vostell ha hormigonado coches en Europa, América o Asia. Recuerda asimismo que ‘V.O.A.EX.’ ha sido objeto de homenajes por artistas muy diferentes y, por encima de todo, se plantea como una exposición “en proceso”, es decir, que haciendo “nuestro el espíritu participativo de aquel 30 de octubre de 1976”, se abre la exposición a todos y en ella se irán incorporando “las fotografías que el público se haya hecho con la escultura y se quieran exponer”.

El XVIII Ciclo de Música Contemporánea profundiza en las líneas de identidad del centro museístico

El XVIII Ciclo de Música Contemporánea del Museo Vostell-Malpartida ha querido en esta edición profundizar en las líneas de identidad del museo. El motivo, la efemérides de los cuarenta años de la instalación de la escultura de Vostell ‘V.O.A.EX.’, obra que se considera la primera piedra de este centro museístico al aire libre.

Los conciertos programados los abría el pasado día 15 el músico de Portugal Ricardo Jacinto, con el que se continuaba con la tradición de invitar a un músico portugués en la jornada inaugural, aunque en este caso el artista elegido “ejemplifica la nueva generación de artistas lusos que son conocidos incluso fuera de Portugal y que mantiene una vinculación muy estrecha con la disciplina del arte sonoro”.

En su segunda jornada fue protagonista el paisajista sonoro checo Slavek Kwi, “un compositor que utiliza como única paleta sonora los sonidos grabados en la naturaleza”. Ofreció el concierto ‘Ultrealith Revisited’, una “revisión” de su disco ‘Ultrealith’ en la que ha incorporado sonidos de agua y de ranas, para de este modo enlazar con la sonosfera de Los Barruecos, ubicación del Museo Vostell Malpartida.

El concierto de clausura, este viernes 23 de septiembre, correrá a cargo de la agrupación extremeña Ensemble Sonido Extremo, que ofrecerá un concierto de música contemporánea, en su caso con un enfoque “más clásico o académico”, aunque siempre “caracterizado por la innovación y la experimentación que definen a la programación de este ciclo de conciertos”.

Actividades paralelas

Exposición colectiva ‘Arte es Metaverso, Metaverso es Arte’ (29 de septiembre – 2 de octubre), que incluye obras de artistas que trabajan dentro de la disciplina del ‘metaverso’, arte digital inmersivo basado en la virtualidad.

Programa ‘Voces de un Museo’ (1 y 2 de octubre), un atractivo y novedoso proyecto consistente en espectáculos lírico-dramáticos creados específicamente para diversos museos extremeños. Su impulsora es la Asociación Cultural ‘La Voz Cantante’; sus autores, Miguel Murillo y Nuria Luengo; y su director, Alberto Barba.

Exposición de los colectivos de artistas Círculo Multiplástico e Imagynarte (a partir del 21 de septiembre), con la que se suman a la celebración de los 40 años del Museo Vostell Malpartida y rinden un sentido homenaje a sus fundadores Wolf y Mercedes Vostell.

Exposición ‘Vostell. Más allá de la catástrofe’ (14 de octubre – 14 de enero), una muestra de obras de Wolf Vostell, integrada en las Jornadas Europeas de Patrimonio 2016, dedicadas en esta ocasión a Patrimonio y comunidades, y que se presentará en un formato atípico, ocupando diversas estancias del Museo Vostell Malpartida, en diálogo con la colección permanente.

– Y en torno al día 30 de octubre, cuarenta años después de aquella tarde de otoño de 1976 en que se instaló la escultura V.O.A.Ex en los Barruecos, se celebrará en su entorno un espectáculo de música y danza, abierto a cuantos deseen asistir.

I. Bravo /


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here