La bruja Circe

Este mes está lleno de magia y reflexión, en el aire se perciben esencias de nuestros antepasados y; con ellos nos invaden emociones de tristeza recuerdo tiernos y felices.

Para mantener equilibrado el ambiente y nuestro ser, vamos a preparar un ramito amuleto, un ramo que fundirá los dos extremos y los armonizara y usaremos como amuleto para lograr equilibrio.

Vamos a empezar limpiando el espacio físico creando un lugar cerca de la puerta en la entrada bastara una bandejita pequeña y un basó o no uses grandes cantidades. Para el amuleto vamos a necesitar:

-Ramitas de tomillo (nos da fuerza para vencer dificultades).

-Ramitas de Romero (Protección, alejar malos espíritus, purificación y curación).

-Caléndulas o margaritas (limpiar el sendero y esperanza para sanar). Si no tienes puedes poner salvia.

-Rafia para atar.

-Una vela blanca que represente el fuego, incienso representa el viento y; puedes usar de mirra, Ruda o sándalo.

-Un cuarzo blanco, rosa o piedra de jade que representa la tierra.

Juntaras todos los elementos para formar un ramo y ataras con la rafia. Coloca el ramo junto a una vela la enciendes y recitas

“De los velos danzantes del otoño, ayuda tengo para vencer las dificultades, que este ramo absorba lo negativo y equilibre las energias, que cierre la casa al daño y me proteja de todo mal. Coloca el ramo cerca de la puerta. El día 31 de octubre o 1 y 2 de noviembre lo quemaras, para que todos tus pesares sean transformados a por bendiciones. Estos días puedes orar pidiendo la ayuda de tus ancestros.

Nota: cabe mencionar que este ramo puede ser utilizado para superar cualquier tipo de tristeza, emoción o pérdida o Para limpiar locales o lugares cerrados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here