Cerezos-en-flor-1-Valle-del-Jerte

Más de un millón y medio de cerezos en flor vestirán el valle más popular de Extremadura durante los próximos días.

Más de un millón y medio de cerezos pueblan el Valle del Jerte. Centenares de ellos ya han protagonizado el conocido como ‘Despertar del valle’ (en marzo) que ha inaugurado las fiestas del Cerezo en Flor.

Este espectáculo de la naturaleza es, probablemente, el atractivo más singular que presente la región extremeña. El manto blanco está a punto de ser una realidad y, según la previsión de los expertos, alcanzará su máximo esplendor esta primera semana de abril. Aparte del espectáculo sin parangón, lo mejor es que esas flores anuncian que dentro de varias semanas llegarán las cerezas y las famosas picotas, jugosas, que forman parte ya del ADN del norte de Cáceres y por extensión, de toda Extremadura.

La Fiesta del Cerezo en Flor del Valle del Jerte, que se celebra hasta el próximo 9 de abril, justo ese día habrá una subida en globo aerostático cautivo en Piornal para ver desde el aire la panorámica del valle.

Además, las localidades del Valle del Jerte contarán con actividades culturales como representaciones teatrales y conciertos de música, así como con degustaciones gastronómicas, y como novedad este año también habrá un servicio de autobuses gratuitos, que ya ha funcionado en Semana Santa, para conectar las localidades del Valle del Jerte y evitar posibles atascos.

Esta fiesta se inauguró en Barrado el pasado viernes, y se clausurará el día 10 en Piornal; aunque después se podrá disfrutar de la ‘Lluvia de pétalos’, del 10 de abril al 3 de mayo, por lo que se espera una afluencia en torno a los 50.000 visitantes, para presenciar un espectáculo incomparable.

La flor aparecerá del 1 al 9

Ernesto Agudiez, presidente de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte, indica que “están empezando a romper las primeras flores” con el cambio de temperatura en los últimos 20 días, por lo que los cerezos florecerán en los próximos días, coincidiendo con la inauguración de la fiesta.

Una de las acciones enmarcadas en el Plan de Dinamización fue la creación de una aplicación para dispositivos móviles, llamada ‘Turismo Valle del Jerte’, en la que se hace día a día una foto a un cerezo para seguir el proceso de la floración.

Durante la inauguración de la fiesta en Barrado, se entregaron los premios Cereza de Oro, que otorga la Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte, y que se han concedido al periodista José Ribagorda y a la Sociedad de Promoción del Valle del Jerte (Soprodevaje).

Rutas solidarias

El Valle del Jerte, en la provincia de Cáceres, será escenario de varias rutas de senderismo durante el mes de abril, con motivo de la celebración del Fiesta del Cerezo en Flor, y que en algunas ocasiones tendrán carácter solidario.

Desde Cabezuela del Valle partirá el 16 de abril la ruta solidaria ‘La Umbría de Cabezuela’ que organiza la Reserva Natural Garganta de los Infiernos a favor de Cáritas.

Ese mismo día, en Navaconcejo, tendrá lugar la propuesta ‘Paseo amarillo, tarde solidaria’, que buscará fondos para la investigación del cáncer infantil a través de la fundación ‘La Sonrisa de Álex’.

Ya el 23 de abril, una ruta organizada por el Ayuntamiento de Cabezuela del Valle, con la colaboración de la Asociación de Mujeres Peñas Albas y el grupo senderista de la localidad, propone bajo el título ‘Lluvia de Pétalos’ recaudar fondos a favor de la asociación ‘Ayuda a Valeria”‘.

Un espectáculo efímero

La floración es un espectáculo efímero, que dura apenas 15 días y que se viene celebrando como se merece desde hace más de 40 años. “Con el paso de los años, la fiesta se ha renovado” —explican desde el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte— “de tal forma que en la actualidad se centra en mostrar la cultura, gastronomía y tradiciones de los jerteños a las cerca de 50.000 personas que visitan el valle coincidiendo con el espectáculo de la floración”.

Cada edición, el Cerezo en Flor aglutina un mayor número de actividades, para dar oferta a los miles de turistas que visitan la zona del Valle del Jerte, Plasencia y sus comarcas durante estos primeros días de la primavera. Un entorno único, privilegiado y con su propio microclima. Una zona donde el cultivo artesanal de los cerezos en bancales (que se transmite de generación en generación) da como resultado una de las mejores cerezas del mundo: la Picota del Jerte, que luce el sello distintivo de la Denominación de Origen. Un producto internacional, cada vez más demandado y cuya producción se exporta hasta en un 60%.

La Picota, fuente de salud

Las Picotas del Jerte son un producto exclusivo que se distingue sobre todo por su sabor y dulzura. Hay que tener en cuenta que son las únicas cerezas que se desprenden del árbol sin rabito. Otras diferencias que la hacen única son: su textura, muy carnosa y mucho más crujiente que el resto de cerezas; son más pequeñas que el resto, miden entre 22 y 26 milímetros; y su sabor es más dulce y su color es muy intenso. Sólo hay cinco variedades certificadas con la Denominación de Origen Protegida.

Cuatro de ellas pertenecientes al grupo de las Picotas del Jerte de características similares: Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés, esta última, la más apreciada por ser la que más tiempo madura en el árbol al sol, y por tanto es la más dulce, y la única variedad con pedúnculo llamada Navalinda.

Estos frutos son una fuente de salud puesto que contienen ocho vitaminas, hierro, magnesio y calcio, gran cantidad de antioxidantes y fibra, además de pocas calorías.picota

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here