Las mujeres reclaman su papel protagonista en la sociedad

Vivimos en una etapa de la historia en la que el progreso es una realidad en muchos campos. Uno de los campos en los que más se viene trabajando en estos últimos años en los países desarrollados es la igualdad plena entre hombres y mujeres.

Desde tiempo inmemorables la posición del género femenino siempre ha estado por detrás del masculino, aunque poco a poco ese hecho va quedando en un mal sueño por suerte para la sociedad. El papel de la mujer cada vez está más alejado del que tenía hace décadas, únicamente haciendo labores de casa y prácticamente ninguna de ellas con algún trabajo lejos de ser ama de casa.

En la década de los 70 del siglo pasado en España, la apertura de la mujer a acceder a estudios superiores, obtener carnet de conducir o buscar un trabajo fuera de las paredes de su casa, comenzaba a ser una realidad dentro del género femenino. Poco a poco, con el paso del tiempo, la mujer ha encontrado su sitio protagonista en la sociedad, equiparándose con el género masculino en muchos aspectos, aunque aun queda mucho camino por recorrer para que esa igualdad sea real y plena.

Los gustos y aficiones también se han ido generalizando entre hombres y mujeres. Hace años, había campos que estaban muy bien marcados y era tradición que fueran opciones de ocio con predilección de los hombres. Entre ellos, el sector del juego parecía un coto privado de los masculino. En este último tiempo, con la irrupción generalizada de internet, la diferencia de género en las preferencias de juego es muy liviana en comparación a como era hace tan solo una década.

Pese a que hombres y mujeres acceden indistintamente a cualquier de los productos existentes de esta naturaleza, en lo que sí encontramos variación entre ambos géneros a la hora de afrontar la acción siguiente al haber obtenido una ganancia. En el caso de las mujeres su aversión al riesgo hará que se retiren tras un buen premio. En cambio, los hombres intentarán acrecentar su dinero pese haber hecho saltar la banca.

En definitiva, las mujeres demandan igualdad de género al igual que toda la sociedad. El género femenino ha tirado varios tabiques, pero aun queda una larga obra por realizar en el hogar de la igualdad a nivel mundial. Los próximos años se antojan como claves a la hora de poder materializar la plena igualdad como objetivo muy ambicioso de toda la población.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here