11.4 C
Cáceres
jueves, enero 17, 2019

Reír alarga la vida

La amistad y la palabra Enrique Silveira Hace ya un mundo, cuando aún habitaba la parte menos acuciante de las aulas, recibí unas...

¿Mala suerte?

La amistad y la palabra Enrique Silveira Acababa de abrir los ojos Juan Emparalelo e iba tomando conciencia de que se encontraba postrado en una...

Tardíos, pero amores

La amistad y la palabra Enrique Silveira Siempre estuve seguro de que mis padres se querían. Durante la niñez y la adolescencia lo daba por...

Adiós lectura, adiós

La amistad y la palabra Enrique Silveira Sabía que era mucho, pero Juan no era capaz de cuantificar lo que le debía a la lectura....

Un apuesto presidente

La amistad y la palabra Enrique Silveira No hace mucho tiempo, conversaba con José Félix sobre los acontecimientos más sobresalientes de esta sociedad nuestra tan...

Bendito infarto

La amistad y la palabra Enrique Silveira Al entrar en el tanatorio percibí la misma desagradable sensación de siempre. Noté que la empresa que lo...

Mario Salas in memoriam

La amistad y la palabra Enrique Silveira Escribir sobre un amigo que ya no se encuentra entre nosotros es a la vez un deber y...

Tempus fugit

La amistad y la palabra Enrique Silveira Solo hay una despiadada certeza en la vida de un ser humano: tenemos fecha de caducidad. No sabemos...

Resignación o futuro

La amistad y la palabra Enrique Silveira Recordaba Juan que de niños se daba por hecho que a los padres solo los separaría la muerte....

Poco ruido para tantas nueces

Reconocí a Eduardo con rapidez. Acababa de apearse del tren que le traía de su Madrid natal y mostraba hechuras de la capital. Tras...

Vota, aunque duela

La amistad y la palabra Enrique Silveira Recordaba vivamente Juan Apolítico la primera vez que pudo votar. Acababa de cumplir dieciocho años, había sido incluido...

Vacaciones merecidas

La amistad y la palabra Enrique Silveira Llegan los días en los que los profesores estamos más presentes que nunca en los mentideros. ¿Se van...

El tren no cambia

La amistad y la palabra Enrique Silveira Atravesar El Rodeo no resultaba tarea fácil. En verano entendías las sensaciones de los que pueblan el Sahara;...

Reflexiones de una madre

La amistad y la palabra Enrique Silveira No puedo evitar la nostalgia cada vez que discutimos. Me asaltan un cúmulo de recuerdos - casi todos imperecederos-...

Disconformes con cabeza

La amistad y la palabra Enrique Silveira “No sé de qué se habla, pero me opongo” es quizá la expresión más conocida atribuida a un...

No te he olvidado

La amistad y la palabra Enrique Silveira ¿Sabes Fernando?, he pensado muchas veces en escribir sobre ti, pero nunca he tenido prisa. Hubiera sido difícil...

Eficacia feliz

La amistad y la palabra Enrique Silveira No podía recordar Juan la primera vez que había sonreído, pero sí tenía bien presente la primera noche...

Pedagogía tradicional

La amistad y la palabra Enrique Silveira El sonido de sus sempiternos tacones auguraba su presencia en la clase. Se accedía a esta por un...