Es tu primera novela, ¿estás nervioso por la acogida?

Lo cierto es que, ver la novela publicada en papel y sentir todo el afecto que estoy recibiendo de mis familiares y amigos ha sido suficiente para estar satisfecho con ella. Sé que es difícil una acogida amplia de la novela, y es mi primer trabajo. Todo lo que venga será bien recibido.

¿Cuáles son tus objetivos con esta publicación, qué esperas conseguir?

Al menos, celebrar que todo ha salido bien, difundir mi primer trabajo, conocer la acogida de los lectores.

He leído que Malatierra es una historia de violencia y corrupción, ¿parece más realidad que ficción, esto es así?

Sí, aunque las historias sean ficticias, narran hechos que podrían ser reales. Una parte importante del trabajo dedicado antes de ponerme a escribir fue la documentación sobre noticias y crónicas sobre las que me inspiré para elaborar las tramas. Sin embargo, la invención en esta novela también es muy importante: de hecho, la historia se desarrolla en una ciudad ficticia, denominada Puerto del Lucerío. Aunque podría ser una ciudad portuaria cualquiera, del sur de España, con sus luces y sombras.

Son varias historias las que cuentas pero, ¿se entrelazan?

Sí, aunque no todas las historias ni todos los personajes tienen la misma relación. Existen capítulos vinculados directamente unos con otros, pero otros ofrecen una visión más de conjunto de los distintos conflictos que se van narrando, describiendo. Quería expresar una perspectiva psicológica de los personajes, pero también ofrecer una impresión del ambiente social de una ciudad asolada por la corrupción, así que las historias abarcan mucho más de lo que parece.

¿Cómo surgió la idea? ¿En qué te inspiraste?

Desde pequeño, siempre he leído libros de misterio y supongo que eso influyó en que me decidiera por escribir sobre un secuestro. En la novela se tratan ciertos temas, como el compromiso por los derechos civiles, la ambigüedad moral de los protagonistas, y la institucionalización del mal, los cuales, de alguna manera, me han interesado también.

¿Cómo animarías a alguien a leer tu novela?

Yo diría que retrata la vida misma, tal y como es, pero adentrándose en territorios que todos imaginamos y que, muy probablemente pocos experimentan, y son esos, precisamente los que “cuentan” lo que pasa. Yo, modestamente, les doy voz a estos personajes que aparentemente llevan una vida normal, pero que si te adentras en su existencia te hacen descubrir lo sórdido que muchas veces puede ser la vida. “Malatierra” es un puzle, se puede ir descubriendo una historia velada, intrigante…

¿Quiénes son tus referentes a nivel literario?

Mis autores favoritos han sido Paul Auster y Roberto Bolaño. Paul Auster escribe de manera sencilla y directa, pero sus historias son laberínticas. Roberto Bolaño, en mi opinión, fue uno de los escritores que más ha aportado a la literatura, fue un experimentador del lenguaje. También Mendoza, Delibes, Marías, Baroja y Unamuno.

Sé que las comparaciones son odiosas, pero tú si te vieras desde fuera ¿a quién te parecerías?

Puede que me pareciera a Roberto Bolaño, era bastante tranquilo, amante de los libros, soñador, valoraba la vida como algo muy hermoso, y siempre fue un luchador. Me habría gustado mucho conocerle.

¿Va a ser la primera de muchas?

A pesar de que ha sido mi primera publicación, siempre he estado escribiendo, así que puede que vuelva a atreverme próximamente a escribir otra novela. Me gustaría explorar otros géneros, no ceñirme sólo a la novela negra.

¿Por qué has elegido Cáceres para presentar esta novela?

Porque Cáceres es mi ciudad, donde residen mi familia y amigos y aunque llevo unos cuantos años fuera, le tengo un afecto muy especial. Cuando tenía quince años resulté ganador del concurso de relatos cortos del Ayuntamiento y me parece una bonita manera de devolverle las gracias a esta magnífica ciudad.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here