MENU

Verdad oculta

Tiempos posmodernos
Víctor Gabriel Peguero

Hace tiempo, leí una entrevista realizada a un espía norteamericano. El agente comentaba que no se trata tanto de acceder a los secretos de la manera que nos sugiere la visión romántica del espionaje, sino de saber encontrar la información relevante entre el ruido y el caos. Es decir, casi todo lo “secreto” sucede a la vista de todos, pero sin que sepamos mirar.

Este planteamiento cobra fuerza a poco que se analicen las noticias con las que somos bombardeados día a día, que se pueden clasificar en dos grandes grupos: las informaciones que forman parte de un exceso de cobertura de los temas de actualidad y las informaciones ligeras o de relleno. Las noticias del primer grupo protagonizan portadas, informativos, opinión, conexiones en directo… hasta que, de un día para otro, el tema se agota y desaparece de la agenda pública para siempre. Las noticias de relleno, en cambio, pertenecen a lo efímero, a lo líquido; se agotan en el momento de su propia divulgación.

Bien, pues entre todo esto, se encuentra lo que de verdad está pasando. La clave es detectar la información relevante en mitad del océano informativo; las noticias que, una vez puestas en relación, forman un único mensaje.

Teniendo en cuenta lo planteado hasta aquí, voy a enumerar cinco titulares de reciente y sucesiva aparición. Por separado parecen simplemente formar parte del día a día informativo pero, en conjunto, cobran significado:

  1. “Un sondeo interno del PSOE señala a Susana Díaz como la gran favorita para imponerse en las primarias”.
  2. “Pedro Sánchez sorprende y se sitúa a sólo 5.000 avales de Susana Díaz”.
  3. “Susana Díaz pierde la condición de favorita en las primarias del PSOE tras el asalto de los avales”.
  4. “Los dos bancos más grandes de Estados Unidos temen la victoria de Sánchez en las primarias del PSOE”.
  5. “Stephen Hawking reduce a 100 años el margen antes de la destrucción humana”.

Este bloque de noticias resulta revelador: estamos presenciando una cruenta batalla entre viajeros en el tiempo provenientes del futuro que intentan evitar una catástrofe, y “terminators” que tratan de acabar con la humanidad, primero enviando a Rajoy, y ahora lo intentan con una máquina más sofisticada, Pedro Sánchez, portador de un avanzado software conocido como “no-no, sí-sí” capaz de llevarnos a la destrucción total.

Los viajeros del tiempo han venido para ayudarnos. Hawking ha dado la señal. El futuro del planeta está en juego.

Anterior noticia
Siguiente noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: