Informe_MAURITANIA-1

Según la organización se han hecho “grandes progresos” en la lucha contra la mortalidad infantil, pero no contra la desnutrición

UNICEF ha alertado de que 17 millones de niños sufren desnutrición aguda grave en todo el mundo, al tiempo que ha advertido de que este fenómeno supone una de las principales amenazas para la supervivencia, la salud y el crecimiento de millones de menores.

Por este motivo, el Comité Español de UNICEF ha relanzado su campaña ‘Ahora no podemos parar’, centrada en la lucha contra la desnutrición infantil. “La desnutrición es la causa de la mitad de las muertes de niños menores de cinco años. Cada día 8.000 niños mueren en el mundo por esta causa, entendida como una combinación de falta de alimentos y enfermedades infecciosas”.

51 millones de niños menores de 5 años sufren desnutrición aguda y 17 millones desnutrición aguda grave

A juicio de UNICEF, “se han hecho grandes progresos en la lucha contra la mortalidad infantil, sin embargo, la desnutrición aguda grave sigue poniendo en peligro la vida de 17 millones de niños en el mundo”. La campaña ‘Ahora no podemos parar’ se centra en la lucha contra la desnutrición infantil “a través de la prevención y el tratamiento”.

Objetivos de Desarrollo Sostenible

UNICEF también recuerda que los Objetivos de Desarrollo Sostenible comprometen “a todos los países” a cumplir una serie de metas hasta 2030, incluida la de “poner fin al hambre y acabar con la desnutrición, sobre todo entre los niños, los adolescentes y los lactantes”.

Durante los próximos 15 años, en línea con la nueva Agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, vamos a seguir trabajando para mejorar las vidas de millones de niños vulnerables”, asegura el presidente de UNICEF Comité Español.

“Por eso en este momento la campaña ‘Ahora no podemos parar’ supone un gran punto de partida para intensificar nuestra lucha contra la desnutrición infantil y seguir logrando avances”.

Con motivo del lanzamiento de esta iniciativa, el presidente de UNICEF Comité Español, Carmelo Angulo, señala de que la desnutrición infantil “tiene efectos devastadores sobre la infancia”. “En UNICEF trabajamos sin descanso para hacer frente a esta batalla que pone en riesgo la vida de millones de niños. Queremos que la sociedad se una a nosotros en la lucha contra esta emergencia crónica que condena a tantos niños y a sus familias”, recalca.

Intervenciones

UNICEF también recuerda que lleva a cabo en el mundo “múltiples intervenciones para combatir la desnutrición”, incluidas campañas de prevención con suplemento alimenticio, tratamiento terapéutico, provisión de leche y alimento terapéutico a hospitales y centros de salud, trabajo con las comunidades sobre hábitos alimenticios o promoción de la lactancia materna.

Este trabajo de fondo junto con gobiernos y organizaciones, ha logrado que entre 2000 y 2013 la desnutrición crónica haya descendido del 33% al 25%. Además, en 2014 UNICEF trató contra la desnutrición aguda grave a 2,3 millones de niños en situaciones de emergencia humanitaria.

Su trabajo en el ámbito de la desnutrición demuestra que hay muchas intervenciones de bajo coste y muy efectivas para poder prevenir y tratar la desnutrición infantil: promover la lactancia materna, campañas de suministro de alimento suplementario y dar tratamiento contra la desnutrición aguda grave a base de alimento terapéutico listo para usar.

“Con dos o tres días de este tratamiento, un niño con desnutrición aguda grave comienza a recobrar la vitalidad, y en 3 ó 4 semanas puede tener lugar su recuperación total”, destacan desde la organización.

11 millones de menores en riesgo por ‘El Niño’

Informe_MAURITANIA-47

Unos 11 millones de niños están en riesgo de sufrir los efectos del hambre, enfermedades y falta de agua en África Oriental y Meridional debido a la intensificación del fenómeno meteorológico ‘El Niño’, que también está causando sequías e inundaciones en zonas de Asia, el Pacífico y América Latina, según advierten desde UNICEF.

“Los menores y sus comunidades necesitan nuestra ayuda para recuperarse de los efectos de ‘El Niño’ y para prepararse ante las posibles consecuencias que podría provocar”, en palabras del director ejecutivo de la ONG, Anthony Lake, quien también ha “llamado la atención” a los líderes mundiales que se van a reunir próximamente en París durante la XXI Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

“Mientras debaten el acuerdo para limitar el calentamiento global, deben recordar que está en juego el futuro de los niños de hoy y del planeta que van a heredar”, ha recalcado.

Además del riesgo inmediato de que el fenómeno cause daños y muertes, si las comunidades afectadas no reciben apoyo para afrontar las malas cosechas y la falta de acceso a agua potable, los niños estarán en peligro de desnutrición y en riesgo de sufrir enfermedades mortales.

‘El Niño’ podría ocasionar un aumento significativo en el número de casos de malaria, dengue, diarrea y cólera, principales causas de mortalidad infantil.

“Cuando las condiciones meteorológicas privan a las comunidades de sus medios de subsistencia, los niños pequeños suelen sufrir desnutrición; lo que agrava el riesgo de contraer enfermedades, retrasa el desarrollo mental y causa la muerte prematura”, señala Lake.

Somalia y Etiopía son los países más afectados en el continente africano, aunque en el segundo la situación es especialmente crítica con más de 8,2 millones de personas sufriendo inseguridad alimentaria y 350.000 niños necesitados de apoyo nutricional.

En Centroamérica la sequía causada por ‘El Niño’ ha afectado a más de 3,5 millones de personas en Guatemala, Honduras y El Salvador.

El fenómeno meteorológico, uno de los más graves que se registran, podría causar más inundaciones y sequías, generar tifones y ciclones en el Pacífico y afectar a otras zonas si –tal como se prevé– sigue intensificándose en los próximos meses.

‘El Niño’ Qué es

‘El Niño’ es un fenómeno climático relacionado con el calentamiento de las aguas superficiales del océano Pacífico, que suele desarrollarse con una frecuencia de entre dos y siete años en zonas con altos niveles de pobreza. Aunque los fenómenos que produce no están causados por el cambio climático, los científicos creen que son cada vez más intensos como resultado del mismo.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here