Torrejoncillo se prepara para vivir la noche de ‘La Encamisá’, este jueves 7 de diciembre, en la que espera congregar a unos 250 jinetes a caballo, ataviados con sábanas blancas y que portarán faroles para iluminar el camino; y unos 150 escopeteros, que descargarán entre 200 y 300 cartuchos cada uno en honor a su patrona, María Inmaculada.

Se trata éste del “día más importante del año” para esta localidad cacereña, ha indicado en su presentación el alcalde torrejoncillano, Moisés Paniagua, quien ha recordado que este evento, “una de las fiestas más singulares y emblemáticas del país”, fue reconocido como Fiesta de Interés Regional en 1968 y Fiesta de Interés Nacional en 1974.

Algunas leyendas apuntan a que el origen de esta fiesta está en la Batalla de Pavía, que se libró el 24 de febrero de 1525 entre el ejército francés al mando del rey Francisco I y las tropas germano-españolas del emperador Carlos V, y en la que un grupo de torrejoncillanos se cubrió con sábanas blancas y se encomendó a la Virgen para poder adentrarse en las líneas enemigas sin ser descubiertos en el paisaje cubierto de nieve.

No se sabe con certeza si esto fue así, pero sí que el origen de la fiesta es una batalla, y de ahí los caballos y las escopetas emulando al ejército, ha explicado el alcalde, añadiendo que ahora la fiesta tiene un cariz más religioso en agradecimiento a María Inmaculada que consiguió, según la leyenda, que las tropas españolas lograran su objetivo.

Los festejos

La tradicional fiesta de Torrejoncillo tendrá lugar este jueves, día 7, a las 22,00 horas, momento de la salida del Estandarte de ‘María Inmaculada’ y su posterior ‘Procesión de la Encamisá’. Ese día unas 10.000 personas pueden congregarse en Torrejoncillo para ver la procesión y disfrutar de los festejos, que se inician cuando los jinetes ‘encamisaos’ con sus caballos, cubiertos con sábanas blancas adornadas, se van congregando en la casa del mayordomo, donde se les hará entrega de los faroles que habrán de portar durante la procesión.

Los escopeteros, por su parte, descargarán todos sus cartuchos para hacer la celebración con más de 300 salvas cada uno; y tras una lluvia de fuegos artificiales se realiza la salida del estandarte de María Inmaculada y la tradicional procesión a las 22,00 horas.

Al concluir el acto, la asociación de Paladines de ‘La Encamisá’ invitará en su sede a los asistentes al ‘coquillo’, dulce típico de Torrejoncillo, y un vino de la tierra.

Ya el viernes 8, a las 12,00 horas, misa en la iglesia parroquial de San Andrés Apóstol y posterior procesión, mientras que a las 16,30 horas será la finalización del Novenario en la citada iglesia y la posterior salida en procesión de ‘La Pura’.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here