_mg_6090-kmqe-u3098095483209b-992x558lavanguardia-web

Si te viera Schopenhauer /
Sergio Martínez

Básicamente así es como nos tienen que ver nuestros políticos. Como tontos de remate. O así al menos me siento yo cuando veo que el estado va a rescatar más de diez autopistas por más de cinco mil millones de euros por una mala planificación. O cuando el listo del secretario provincial del PP de Badajoz y diputado de la Asamblea de Extremadura, Juan Antonio Morales, nos pide disculpas por recoger un premio de la Fundación Francisco Franco.

Y es que ni Juego de Tronos me quita el cabreo que tengo hoy. ¡Qué pena de país, y de estado de derecho! El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, confirmó la semana pasada que el Estado se tendrá que hacer cargo definitivamente de las autopistas de peaje que se encuentran en quiebra, lo que podría suponer un desembolso de entre 4.500 y 5.500 millones de euros. Se trata de las cuatro radiales de acceso a Madrid -gestionadas por un consorcio compuesto por Abertis, ACS, Sacyr y Bankia-, la M-12 de acceso al Aeropuerto de Barajas, la AP-41 Madrid-Toledo, la circunvalación de Alicante y, por último, la vía que une Cartagena con la localidad almeriense de Vera. Los sobrecostes en el proceso de construcción y la escasez de tráfico han devenido en negocios ruinosos que han provocado fuertes pérdidas en los consorcios concesionarios de esas autopistas. ¡ Y claro, como no hay negocio, lo pagamos todos! Menudo capitalismo de pandereta en el que Papá estado sale el rescate de los amigos. Pero nada, todo el mundo tranquilo que no pasa nada porque como los españoles somos tontos como el Luisma. Y así seguimos.

Y volviendo al terruño, lo de los des cargos del Partido Popular extremeño recogiendo premios de la Fundación Franco por incumplir la Ley de Memoria Histórica es de traca. ¿Se imaginan en Alemania una fundación Adolf Hitler que recibe subvenciones del estado y que además da premios a políticos por saltarse la ley? Pues eso. Eso solo es posible en España.

Y lo mejor de todo es que recogen el premio, dicen que es a título personal, no dimiten y su partido no les echa. ¿Para qué vamos a dimitir o hacer algo coherente en esta vida no? No me puedo creer que nadie en el Partido Popular extremeño tenga dos dedos de frente y encare esta situación. Vamos que hoy estoy indignado o, peor, me siento tonto de remate.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here