Subhas Yadav, un indú estudiante internacional de Erasmus Mundus en Cáceres, camina por el mercado medieval de esta ciudad, rodeado por los puestos llenos de gente, el olor de las castañas asadas, y los colores brillantes de las túnicas, los pañuelos y los abanicos por todas las partes. Entre el laberinto pedregoso de las calles de la ciudad antigua Subhas, de repente, oye un sonido familiar: el hindi, la lengua de su niñez.

Aquí, en este mercado de las tres culturas, Subhas encuentra una cuarta: la cultura de la india. Y aunque reconoce que las culturas de España y de la India “son muy diferentes, son dos mundos apartados”, también señala que “hay algo que las une… el espíritu humano”.

Subhas Yadav estudió en una universidad de Nueva Delhi, la capital de la India, pero quería estudiar también en el extranjero, concretamente en España, para profundizar y conocer más textos en español, como complemento y refuerzo de sus estudios de literatura comparativa entre las letras hispánicas y las indias.

Y es que para Subhas conocer la historia de España es necesario para entender la literatura, y por ello se encuentra en esta ciudad. “Si me encuentro estudiando en Cáceres es para estar más cerca de la historia de España, de su importante papel en la colonización de América, en la que Extremadura tiene una contribución tremenda, y Cáceres es un importante paquete cultural”.

“Extremadura ha contribuido de manera decisiva en la historia de España

Interesado en esta faceta de la historia de España, y aprovechando su estancia en Cáceres, este joven estudiante indú se desplazó un día a Trujillo para visitar el hogar del conquistador Francisco Pizarro. Y caminando por las calles estrechas del casco antiguo trujillano y por su Plaza Mayor ha sentido lo mismo que visitando el Museo de El Prado en Madrid. Para Subhas Yadav, así lo indica, “la historia verdadera de España está en los pueblos.”

Por ello, durante los diez meses que estará aquí le gustaría profundizar en su conocimiento de los pueblos, su historia y su gente. “Quiero viajar solo en tren, hablar con la gente, perderme por las calles de los pueblos…, pues esto ofrece una perspectiva muy distinta. Yo lo que quiero es llevarme esa España conmigo”, asegura.

Culturas muy diferentes

Aunque reconoce que hay mucha distancia, mucha diferencia, entre la cultura hispánica y la de la India, con sus estudios en literatura comparativa, Subhas siempre busca las similitudes entre ambas.

Considera que hoy en día hay mucha gente que no entiende el valor de la literatura, y en su opinión la filosofía occidental sobre la literatura es muy individualista y destructiva. Para explicarlo pone como ejemplo un coche que, según la filosofía occidental, “necesitas destruirlo todo, hasta que ya no se puede conducir”, y según su consideración, “cuando destruyes algo tanto se pierde su esencia…, por ello yo creo que hay una posibilidad de hacer lectura constructiva”.

Y esta es la filosofía de la literatura que el quiere promover para hacer conexiones entre las culturas diferentes, la de la construcción en lugar de los muros. Por eso, cuando en julio próximo llege a la India, Subhas quiere trabajar en las escuelas, enseñando español a los estudiantes indios.

Es la cuarta vez que Subhas ha vivido en España, “y cada vez ha sido distinta”, aunque en todas ha pasado mucho tiempo pensando en su papel como extranjero. “En Europa todos quieren parecer lo mismo, pensar lo mismo, vivir en las mismas casas, conducir los mismos coches, ver los mismos programas…, pero para las personas de otras culturas esto es difícil”, señala este joven estudiante que para terminar indica: “Yo no puedo ser los dos: indio y español, lo único que puedo hacer es estar aquí, estudiar la cultura hispánica, observar, aprender algo y luego volver al India”.

Meredith M. Ashton


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here