La bruja Circe

Me preguntas, amiga, qué tal te irá, me dices que hay filin, pasión entre vosotros y lo das por definitivo, esta vez dice es de verdad. La pasión no es sino un preludio. Si la pareja se hace estable habrá que pasar a la confianza, la amistad, el cariño sostenido y eso lleva años de gradual despliegue.

La relación es un cultivo y antes de encontrar a otro, los individuos deberían conocerse bien a sí mismos. En ocasiones las personas se emparejan de por vida, otras no. En el comienzo, las aventuras amorosas se inician con pasión y erotismo y se terminan porque las dos partes no están destinadas a caminar juntas. Si te sucede, no te quejes, era preciso que formasen parte de tu experiencia, no todas las parejas pasan intactas este período de transición, a veces la ruptura es dolorosa pero inevitable, otras veces se encuentra un nuevo modo de relacionarse el uno con el otro, cuando el momento es oportuno y la persona la adecuada y sobre todo cuando tu estás en el momento exacto en el que ambos encuentran aceptación a pesar de sus propios defectos e inseguridades y se encuentran modos para llegar a un compañerismo más estable, se pueden aceptar los defectos menores, por ambas partes.

El amor maduro es paciente, desinteresado, generoso y amable, es un amor que no exige siempre la presencia del otro, es más, muchas veces se da en la amistad, sin pasión ni sexo. Aunque a muchos la compañía se les hace imprescindible, en otros les es absolutamente lo contrario, esa estabilidad les aterra y necesitan su espacio. Son opciones, una tan buena como otra. Nada es seguro, pero si te vale la pena, inténtalo.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here