El cine, las series de televisión, los musicales, el teatro clásico… son disciplinas en las que podemos ver a Santi Senso, pero si algo caracteriza a este actor cacereño son sus ‘actos íntimos’, donde ha conseguido crear un lenguaje propio fusionando los de diferentes artes, como el teatro, la danza, la pintura, la fotografía, la escultura…

Uno de estos ‘actos íntimos, ‘Pornocapitalismo’, lo representará Santi Senso este sábado, 8 de abril, a partir de las 21.00 horas en La Nave del Duende de Casar de Cáceres, donde por la mañana ofrecerá una masterclass.

¿Qué es Pornocapitalismo?

Es un acto íntimo a sangre viva donde actores y espectadores, en una especie de jaula o gallera, viven el que tal vez sea su último round, darán de beber al Capitalismo, y unos cuerpos inertes alimentarán a los supervivientes para seguir con la lucha; y donde cada golpe acertado es aplaudido, festejado y premiado por una muchedumbre ansiosa de matar para no ser matado.

Y será su última vez…

Así es. La estrené en mayo del año pasado en Madrid y, después de estar en diferentes festivales y durante un año en Madrid, quería cerrarla en mi pueblo, en la Nave del Duende, que es un lugar idóneo para esta puesta en escena nada convencional, donde los espectadores son parte protagónica de la dramaturgia de lo que se está viviendo durante su representación.

La intimidad es íntima cuando se comparte, cuando se visibiliza”

¿Qué destacaría de este su último ‘acto íntimo’?

Que no hay ensayos -en los actos íntimos nunca los hay-, sino algo que nos late, que nos vibra, que es actual, y que es lo que lanzamos dentro de esa jaula, de esa gallera, para sobrevivir, para vivir pero con mayúsculas, y hacernos cargo, porque seguimos vivos, de lo que está sucediendo. Y es que no somos responsables, digamos, de haber nacido, pero sí de seguir vivos, por lo que hemos de salir de nuestra zona de confort para hacernos cargo de lo que está pasando en el mundo.

¿Satisfecho de la acogida del público?

La verdad es que, como no espero nada, a mí siempre me sorprende el resultado. Como un acto íntimo nunca se hace con una proyección, fin, meta u objetivo, realmente siempre me sorprende la participación del público, y en este caso concreto me ha sorprendido como la gente se une, como salta a la gallera a participar y compartir ese acto de generosidad que se desarrolla en ella.

La verdad es que con el público hay siempre una catarsis muy fuerte.

¿Y enseñar el lenguaje de los actos íntimos persiguen sus masterclass?

En ellas, no sólo con actores, también con amas de casa, abuelos, jóvenes… comparto lenguajes y trabajo diferentes estados y sentimientos. En el caso concreto de la que ofreceré el día 8 en la Nave del Duende voy a trabajar sobre la aceptación del ego, que es el lenguaje de la intimidad, aceptar como somos y compartirnos para poder recibir el ego de los otros, porque si no, si no aceptamos ese ego, esa vulnerabilidad, no nos aceptaremos. Es un trabajo de aceptación, de ego que no de egocentrismo o ególatra, y donde no se trata de competir con nadie, sino de sumar nuestro ego a otros, pues así se hace poderoso.

Mi desnudez física ya no se me hace tan necesaria”

El 8 de abril cierra ‘Pornocapitalismo’, ¿algún nuevo proyecto?

Estoy preparando un nuevo acto íntimo, ‘Casta, peste y eternidad, una apología del amor’, una obra que tiene que ver con el alma; con mi pasado, presente y futuro; con mis vidas pasadas; donde voy a compartir los cuerpos que habitó mi alma, mis vidas pasadas, para después hacer esa catarsis con el espectador para ver qué alma dejamos, cómo la dejamos, si dejamos nuestra alma triste, rota, dolorosa, frustrada…, o un alma limpia, pura, buena… para romper con los dictadores, con el terror, con los terroristas…

Podría calificarse como el ‘acto íntimo’ más intimista de Senso…

Es curioso esto que me dices, pues mi intimidad está perdiendo un poco esa desnudez física que desde hace 20 años vengo haciendo, y que para mí era muy necesaria para que la gente me penetrase sin el perjuicio o la etiqueta de un personaje concreto. Pero mi desnudez física ya no es tan necesaria, porque ya es más fácil que me penetren. Yo siempre digo que la intimidad no está en un espacio reducido, no está en el número de personas, no está en la duración (mis actos íntimos duran hasta 4-5 horas), ni es un secreto, es algo muy diferente, porque la intimidad es íntima cuando se comparte, cuando se visibiliza, cuando no es oculta…

¿Cuándo podremos ver su ‘Casta, peste y eternidad, una apología del amor’?

Se estrenará en mayo en el Festival Surge Madrid, un marco en el que me gusta estrenar porque es donde yo me muevo, el centro neurálgico, o como a mí me gusta llamarlo, la sala alternativa donde nos movemos las propuestas no convencionales.

Isabel Bravo /


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here