La bruja Circe

Esta ceremonia sirve para borrar lo malo y limpiar la vida. Prepararemos tres velas, un plato con sal y pan, una varita de incienso, tres hojas de laurel y un vaso de cerveza. Adorna con granadas, frutos otoñales, nueces, manzanas, y cintas de colores de papel que simbolicen lo que se desea sanar (rosa para relaciones, blanco ,para armonía, amarillo para el dinero, verdes para lo laboral y los proyectos). Las cintas han de ser de papel ya que en cada una de ellas se escribe lo que queremos sanar.

Enciende las velas y la vara de incienso, realiza la meditación. Enciende en un pequeño recipiente un fuego para quemar tres hojas de laurel y los papeles. Añade al fuego un poquito de azúcar y al final la sal. Los restos lo tienes que tirar al agua corriente. Anclaje: el árbol de la vida.

Empieza sentándote o poniéndote de pie erguida y respirando profunda y rítmicamente. Mientras respiras, siente como tu columna se estira, y como la energía sube. Imagina que tu columna vertebral es el tronco de un árbol. Desde las raíces de su base se extiende hacia el interior de la Tierra, más y más adentro.

Ahora conéctate con la energía de la tierra haciendo que suba con cada respiración, fluyendo como savia que sube por el tronco de un árbol por tu columna. Visualiza en tu interior la energía que se extiende hacia arriba y comienzan a colgar como las ramas de un sauce hasta tocar el suelo, volviendo a su fuente. Quédate unos momentos, después despierta, toma tu vaso de cerveza, come alguno de los frutos del otoño y los demás regálalos o llévalos a un campo para los animales.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here