MENU

Pedro Sánchez dice en Cáceres que el 21 de mayo el PSOE “se juega que el mal de la abstención se cure o cronifique”

Fotografía: Begoña Delgado

Le pide a Rajoy que “se haga un Nixon” y “dimita” por los casos de corrupción en el PP

El candidato a la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez, ha mostrado en un acto en Cáceres su consideración de que el próximo 21 de mayo, con la celebración de las primarias, el partido “se juega que el mal de la abstención se cure o se cronifique”, por lo que pidió a los militantes que “rescaten al partido de la abstención al PP”, al tiempo que apostó por “poner en pie a un nuevo PSOE que deje atrás el que unos pocos decidan por todos y sea la militancia la que decida”.

 

Por ello, insistó, “al PSOE hay que rescatarle de la abstención al PP”, haciendo constar al mismo tiempo que si se hubiera apoyado su proyecto hace un año “hoy no sería necesaria una moción de censura porque Mariano Rajoy sería historia”.

 

En los jardines de la Casa-Museo Pedrilla de Cáceres, más habituados a veladas literarias y musicales que a mítines políticos, Sánchez reivindicó la unidad del partido, “pero antes y después de la votación de las primarias”, por lo que volvió a tender la mano “a los que compartan el deseo de hacer un PSOE de la militancia” y “a los que crean que la abstención fue un error”.

 

En su discurso, Sánchez se mostró convencido de que el resultado de las primarias será “decisivo” para el futuro del partido, porque el PSOE, sentenció, “se juega la encrucijada de volver a liderar la izquierda y ser la alternativa al PP o languidecer”, al tiempo en que insistía en que no quiere que este proceso sea una “lucha de territorios” ni “una privatización del feminismo”. “Hay que hacer un partido ganador”, subrayó Sánchez, que cree esto posible “si se conecta de nuevo con la gente y con la vanguardia de los cambios sociales y políticos”.

 

El candidato mostró también su preocupación por “la involución” del discurso de algunos de sus compañeros, “pues ya hace mucho tiempo que se superó el debate de las primarias y estos meses algunos las han puesto en cuestión”; se preguntó si es compatible ser secretario general del PSOE con ser presidente de una comunidad autónoma, en alusión a Susana Díaz, a lo que respondió: “los militantes con su voto lo van a hacer incompatible”; y apeló a la “responsabilidad histórica” para pedir los apoyos a su proyecto.

 

Que Rajoy “se haga un Nixon”

 

En su intervención, que duró aproximadamente una hora, Sánchez habló también de la corrupción y criticó al presidente Mariano Rajoy, que, según él, tiene dos varas de medir porque cuando está en Moncloa “lleva a cabo recortes sociales” y cuando llega a Génova “ofrece barra libre para los suyos”.

 

“Mariano, hazte un Richard Nixon”, le aconsejó haciendo alusión al caso Watergate, cuando Nixon dimitió como presidente de EEUU, y por eso pidió a Rajoy que dimita “porque será el primer presidenta que vaya a la Audiencia Nacional a testificar” como consecuencia de la caja B de su partido. “Me extraña que siga siendo presidente del Gobierno y que encima lo haya sido con la abstención del PSOE”, recalcó.

 

En clave local, Sánchez se refirió al diputado del PP Carlos Floriano, natural de Cáceres, “al que creo que conocéis, o más bien sufrís”, indicó, mientras hacía alusión a sus declaraciones de que “le habían contado que Ignacio González tenía una cuenta en Suiza pero no lo denunciaron porque no pudieron comprobarlo”. Por eso, señaló el candidato socialista, “al PSOE hay que rescatarle de la abstención al PP”, al tiempo que criticaba el hecho de que antes “los nacionalistas vascos eran separatistas y ahora van a apoyar los Presupuestos Generales del Estado”, y concluía subrayando: “El PSOE no volverá a ganar las elecciones si utiliza el discurso del miedo del PP”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: