a3f0ac7e-d0a8-41fe-805c-80a9df661c73

Se pueden resumir nueve años de premios en unas pocas líneas, aunque es complicado trasladar el esfuerzo y el trabajo que conlleva poner en pie unos galardones que buscan estar conectados con la sociedad civil, sin hacer alarde ni grandes alharacas.

Unos premios que se han hecho un hueco, por derecho propio, en la primavera cultural de Cáceres; en esos meses en los que la ciudad eclosiona y su agenda se llena de actividades. El trabajo, el esfuerzo y la originalidad de la propuesta de AVUELAPLUMA es lo que hace que estos premios, casi una década después, cuenten con un palmarés de altura.

En estos nueve años destacan muchos nombres propios, como el de Marc Marginedas (el Periódico de Catalunya), que recibió el Premio Libertad de Expresión en 2014 y concedió a este semanario su primera entrevista después de ser liberado por los yihadistas tras seis meses de cautiverio.

Sonoro también fue el Premio Libertad de Expresión el año pasado al Consorcio de Periodistas de Investigación, que recogió Mar Cabra; la misma que ahora llena horas y páginas en los medios de comunicación desglosando los famosos ‘papeles de Panamá’.

AVUELAPLUMA nunca ha descuidado sus raíces extremeñas y ha sabido premiar lo bueno (aunque siempre escaso) que nos ofrece nuestra tierra en materia cultural. Ahí están los galardones al WOMAD (Premio Promoción Cultural 2011), al Contempopránea (Premio de la Música 2011), al Festival de Cine Inédito de Mérida (Premio de Cine en 2013), al Festival Internacional de Cine Gay y Lésbico de Extremadura (Premio de Cine 2012) o –sin ir más lejos—a la editorial periférica Ediciones Liliputienses, que basa sus esfuerzos en dar a conocer la poesía latinoamericana y ha generado un filón cultural para Plasencia y Extremadura con el encuentro ‘Centrifugados’.

Unos premios inquietos, curiosos y que han sabido evolucionar hacia un palmarés equilibrado, en el que también se le ha dado cabida al fotoperiodismo, como herramienta indispensable para narrar la verdad que late en la actualidad más recóndita. Un premio, el de fotografía, que nació para recordar la figura del fotógrafo Juan Guerrero (uno de los más entrañables ilustradores de la realidad cacereña, y que también fue colaborador de AVUELAPLUMA) y que fue a parar en su primera edición a manos de Pedro Armestre.

Armestre, colaborador de France Presse y responsable de cubrir las acciones de Greenpeace en España, y autor de la ya célebre fotografía tomada en San Fermín 2013, inauguró este galardón. Un premio de relumbrón, que ha sabido mantener el tipo en sucesivas ediciones, premiando a Maysun, una fotógrafa independiente que ha cubierto conflictos sociales y desastres naturales en Birmania, Tailandia, Kosovo, Palestina/Israel y siguiendo esa estela con el galardón que este año ha recogido Santi Palacios (Premio Nacional de Fotoperiodismo 2015).

Otros nombres como Jon Sistiaga, Los Ganglios, Paco Carrillo, Gonzalo Hidalgo Bayal, José Vicente Moirón, Jesús Carrasco, Álvaro Valverde y un (afortunadamente) largo etcétera, configuran un glosado de premios que fusionan calidad y libertad, veteranía y frescura.

Premios Avuelapluma

 

EDUARDO VILLANUEVA /

 

hidalgo-bayalGonzalo Hidalgo Bayal. Premio a las Letras 2010

A pesar del imparable auge de la tecnología digital, que lo invade todo, el papel sigue siendo gozando de un prestigio que se mueve entre lo aristocrático y lo notarial. «Verba volant, scripta manent» dijo un senador romano y, volteando el dicho, se diría que ahora, en efecto, lo que no está impreso carece de existencia y que, además, lo impreso goza de una sólida e indiscutible autoridad. De ahí el mérito que tiene una publicación como Avuelapluma, que mantiene el doble canal de la palabra escrita: el vuelo y la permanencia. Algo de esto pensé cuando tuvieron a bien concederme el premio a las letras, pero fue tan fugaz aquel 30 de abril de 2010, tan ameno el sol en los jardines del Museo Pedrilla, tan agradable la conversación y tan nutrida la asistencia, que todo se me fue en corrillos y agradecimientos. Quede constancia ahora de lo uno y lo otro: mi gratitud y vuestros méritos.

agustinAgustín Fuentes. Premio a la Música 2011

Hay premios, y premios. Teniendo en cuenta esta disquisición, estamos enormemente orgullosos de haber recibido el premio Avuelapluma al mejor festival, uno de esos reconocimientos a nuestra labor que estimamos importante para seguir creyendo en el trabajo y seguir soñando con la pasión musical que nos mueve.

A lo largo de nuestra trayectoria, de más de veinte años de andadura, nunca un premio nos hizo tan felices como este recibido en nuestra casa, Extremadura. Todo reconocimiento es bienvenido pero si este viene de la mano de un colectivo tan implicado en el mundo de la cultura y la escena como es Avuelapluma, que ha demostrado tener un instinto especial para la cultura y el buen periodismo, hace que te sientas más orgulloso aún.

Desde Contempopránea aprovechamos para felicitar a Avuelapluma por este su decimo aniversario, dos lustros de andadura al frente de uno de los principales rotativos de información y apoyo a la Cultura, y que más respeto merecen por parte de todos.

ANGEL-BRIZÁngel Briz – Festival de Cine Inédito de Mérida. Premio al Cine 2013

¡Quiero entregar un Avuelapluma!

Siempre es agradable viajar a Cáceres (su ciudad vieja, su Womad, su Filmoteca, su Horteralia…), y el 3 de mayo de 2013 lo hicimos, después de celebrar la séptima edición del Festival de Cine Inédito, para compartir galardón con Jon Sistiaga, Isaac Rosa, Nacho Campillo o Jordi Évole. Casi nada.

Fue un placer como periodista compartir momentos de cultura y periodismo, con compañeros a los que se premió su trabajo en defensa de la libertad de prensa, y con quienes hacen posible Avuelapluma. Sergio, Conrado, ¿cómo se consigue ser un referente de la cultura y hacer durante diez años un semanario de difusión gratuita?

Alguien dijo que los premios los otorgan gente que se quiere dar importancia. Me parece muy bien. La revista Avuelapluma la tiene. Nosotros ya tenemos un Avuelapluma, ahora lo que quiero es entregar uno, que es más fácil y se pasan menos nervios.

MOIRONJosé Vicente Moirón. Premio al Teatro 2010

Uno de los momentos más emocionantes e inolvidables de mi trayectoria es sin duda alguna mi vinculación en 2010 con los Premios Avuelapluma. Conocer al equipo humano que conforma la Asociación periodística y comprobar la entrega profesional que demuestran año tras año, no ha hecho más que elevar con el paso del tiempo la importancia de este evento y el Premio en sí. Un galardón que reconoce y visibiliza a diferentes sectores de la cultura y la sociedad que trasciende no solo en Extremadura sino en el resto del país.

Hoy puedo decir orgulloso que pertenezco al nutrido grupo de premiados, todos de una gran calidad profesional, y que solo tengo palabras de agradecimiento por haberme otorgado el privilegio de formar parte de vuestra historia, y para muestra, una hermosa estatuilla en forma de pluma, sello de uno de los premios más emblemáticos.

MARA-TORRESMara Torres – La2 NOTICIAS. Premio a la Libertad de Expresión 2010

“Sobre la mesa de redacción de La2 Noticias hay una pluma plateada que garabatea desde una base de metal con la inscripción: “Premio AvuelaPluma a la Libertad de Expresión”.

En el año 2010, Sergio y Conrado decidieron distinguir a nuestro informativo con el galardón de su semanario en la categoría Libertad de Expresión y nos invitaron a recogerlo a la ciudad extremeña una tarde de finales de abril. Fuimos Rafa Lobo y yo y, desde entonces, Cáceres es para nosotros mucho más que un lugar y el Premio Avuelapluma, mucho más que un premio. Ambos significan un reconocimiento que da sentido a nuestro trabajo; pero también los campos verdes y las jaras que veíamos desde la ventanilla del tren; la hospitalidad y el cariño con el que nos recibieron; el privilegio de rodearnos de gente como Helga de Alvear y el resto de premiados; lo bien que comimos y bebimos y, sobre todo, la complicidad con nuestros anfitriones que no dejaron que nos perdiéramos nada ni de día ni de noche y que supuso el principio de una amistad que mantenemos en el tiempo”.

ARMESTREPedro Armestre. Premio Juan Guerrero de Fotografía 2014

Rendir tributo a Juan Guerrero, un fotógrafo que sentía su pasión como una obligación, fue algo impuesto por la concesión del premio y muy gratificante. Juan fue parando instante de la vida cacereña, para que esta perdure en su maquina del tiempo. Un gran acierto otorgar este homenaje anual a una persona que ya es eterna gracias a sus imágenes.

Compartir con el resto de los premiados fue una gran experiencia que nos permite ser más dinámicos, que nos deja crecer, y que nos va transformando como personas.

No paréis, se que vuestras ilusiones son vuestro motor de empuje

Unos premios que siento muy cercanos por la fantástica acogida. Fue como si llegará a casa tras un largo viaje. Y esas cosas, no se olvidan.

isaac-rosaIsaac Rosa. Premio a las Letras 2010

Un premio, cualquier premio, da calor. Y los creadores vamos como perros buscando la acera del sol, en estos tiempos helados en que la cultura es una forma de intemperie. Hace mucho frío ahí afuera, siguen cayendo chuzos de punta sobre los creadores y soplan vientos gélidos desde todos los puntos cardinales: la crisis económica, que en el caso de la cultura es crisis sobre crisis, crisis al cuadrado; las distintas formas de censura y autocensura, a menudo tan sutiles que ni las consideramos tales; el achicamiento de espacios, con el cierre de librerías, salas de cine y de teatro, publicaciones, y la precarización crónica de las supervivientes… ¿Hace falta que siga? Pese a los muchos destellos de sol (libres, independientes, valientes), siguen siendo tiempos de frío para el mundo de la cultura. Premios como los de Avuelapluma te permiten entrar en calor un rato, ese calor imprescindible para seguir creando, para resistir hasta que vuelva la primavera. Gracias.

esteban-ateneoEsteban Cortijo – Ateneo de Cáceres. Premio a la Promoción Cultural 2012

Consolidar una aventura iniciada en 1925 por un grupo de excelentes cacereños ha sido el objetivo de nuestro empeño. Empeño que mantiene abierto un espacio para todos los que allí se acercan desde el 12 de marzo de 2001 y que lleva el nombre de esta ciudad por el mundo de la cultura libre, comprometida y crítica con actividades, publicaciones y filosofía. Mucha filosofía.

El Premio 2012 que nos dio Avuelapluma supuso una gran alegría y lo seguimos exhibiendo en su vitrina con orgullo por tratarse de un gesto de independencia, sensibilidad y objetividad hacia un colectivo que seguirá siendo ejemplo de solidaridad y de entrega al bien común en tiempos de miseria, cuando tantos falsos dioses de la empresa, de la política y de la cultura están cayendo seducidos por el brillo del dinero. Por eso nuestro lema es el clásico Atrévete a pensar y pedimos a quien quiera oír que no espere a que nadie le diga lo que tienes que hacer, que vaya al Ateneo y lo proponga.

angel-romeroÁngel Romero – Extremúsika. Premio a la Música 2008

Mirando el ayer, recuerdo la primera entrega de los “Premios” en el coqueto escenario del Corral de las Cigüeñas, una luminosa mañana de abril del 2008. La recién nacida Avuelapluma en pro de la Cultura, ansiaba su anuario fundándolo esa primavera, al tiempo que nuestro Festival Extremúsika había sido tambaleado por una “ciclogénesis”, cinco días antes. El galardón se nos ofrecía por nuestro permanente apoyo a la música; un reconocimiento que nos reconfortaba de forma agridulce, por el suceso acontecido.

La irónica sonrisa del destino cumplía literal el dicho: “Después de la tormenta siempre llega la calma” y en esa “diana floreada”, el sol golpeaba la cara de cada asistente, pues las gorras y sombreros de verano brillaban por su ausencia, porque el buen tiempo nos había pillado desprevenidos. Al preludio de mi intervención, me inventé un chascarrillo: “Se ve que en Cáceres nunca llueve”. El público soltó una carcajada y concluí que mi imprevista auto flagelación grouchista se había comprendido. A continuación, mi discurso explayó ilusión.

alvaro-valverdeÁlvaro Valverde. Premio a las Letras 2015

Lo de los premios, ya se sabe, sólo es discutible cuando no se los dan a uno. Hace años que no concurso, convencido de que ese trámite hay que pasarlo de joven, aunque comprenda a los que perseveran. Buscamos en los galardones, más allá de la publicación del libro o del dinero que ofrecen, el reconocimiento a una labor silenciosa y solitaria que, si bien voluntaria, no deja de acarrear en el escritor dudas y pesadumbre. Eso es lo que proporcionan los jurados: la inestable, precaria estabilidad que nos confirme en nuestro movedizo oficio. Los mejores premios, con todo, son los que te dan sin que tú hayas salido en su busca, por sorpresa. La que me llevé cuando me comunicaron que una de estas bicocas me había tocado a mí: el Avuelapluma de las Letras. Una suerte.

REYES-ABADESReyes Abades. Premio al Cine 2011

A lo largo de mi trayectoria profesional, he recibido muchos premios y de variada índole, entre ellos el premio Avuelapluma. Fue para mí un placer, a la vez, que una grata y enorme sorpresa, porque la verdad, era la primera vez que recibía un premio del sector de la prensa. Y además, tengo la sensación de que abrió las puertas a posteriores premios que he recibido del mismo sector.

Quiero dar las gracias a todo el equipo de la revista por el trato que recibí y aunque no pude compartir mucho rato con todos los allí presentes, pues hice un viaje relámpago, fueron unas horas muy especiales y agradables.

Solo puedo dar nuevamente las gracias y la enhorabuena por vuestro trabajo.

DENISRAFTERDenis Rafter. Premio al Teatro 2011

Hay momentos en la vida cuando parece que todo es bello: un encuentro con un amigo después de varios años o sentirse querido en un ambiente de humor, tranquilidad y esperanza. Pocas veces tenemos la suerte de que todo eso pase a la vez. Pero hace pocos, o muchos, años tuve la experiencia y el placer de sentir y vivir un día así, gracias a un grupo de amantes del arte; unos extremeños que desde hace tiempo han intentado y han conseguido fomentar, reconocer y premiar trabajos artísticos y altruistas con un trofeo en forma de pluma.

Aquel día que el equipo de Avuelapluma entregó un elegante símbolo de la literatura y del arte a un cómico irlandés, está grabado en mi memoria como una muestra perfecta de la amistad, del buen humor y del respeto por la dignidad y la importancia de nuestra vocación como actores. Aquella escultura que recibí en un jardín en Cáceres ahora está sentada sobre el piano de mi casa en Madrid, y desde aquí mando mi más sincero agradecimiento a Avuelapluma y a aquellos amigos que hace años han hecho muy feliz a este bululú irlandés.

helga-de-alvearHelga de Alvear. Premio a la Promoción Cultural 2010

“En 2010 recibí el premio Avuelapluma. Este fue el año en el que el Centro de Artes Visuales Fundación Helga de Alvear abrió sus puertas en Cáceres. Un proyecto en el que he puesto toda mi ilusión desde hace muchos años. Hemos trabajado muchísimo y es fantástico que una ciudad como Cáceres acoja mi colección de arte. Mi objetivo es que todo el mundo pueda disfrutar de ella como yo lo hago, ya que creo que es necesario para la cultura de la ciudad, de Extremadura y de toda España.

Por este motivo, seguiremos trabajando para que el proyecto siga adelante con la construcción de la segunda fase del edificio. Gracias, Avuelapluma, por vuestro trabajo y por este premio”.

aristasAristas Martínez Ediciones. Premio a la Promoción Cultural 2014

Si algo ha caracterizado estos diez años de Avuelapluma es una mirada honesta y sensible al resto de profesionales que les rodean. Con una especial receptividad hacia los emprendedores culturales y artistas, a los generadores de ideas y proyectos, a arriesgadas apuestas privadas, a ingratos compromisos personales o a receptivas acciones colectivas. En una región donde el 99% de la cultura está pagada, subvencionada, encargada, gestionada, administrada, y hasta censurada, por la institución; esta atención de un medio de comunicación hacia los que empiezan, hacia los que participan con sigilo y tenacidad, hacia creadores desterrados de las subvenciones, supone un privilegio. Enhorabuena y gracias por estos diez años de sinceridad y entusiasmo.

KIKOMAGAJavier Magariño. Premio al Teatro 2013

Yo no se escribir

Qué sorpresa más agradable, me quedé como pasmado cuando me enteré por boca de Sergio que ese año me darían a mí el Avuelapluma dedicado a las Artes Escénicas.

Yo le pregunté que quién lo concedía y Sergio me contestó: – Lo decide Avuelapluma.

Y por qué me lo darían a mí, si yo no había hecho nada importante en el teatro, y Sergio me contestó: – Por tu trayectoria y punto.

Como José Vicente Moirón, mi amigo del alma y compañero, mi buen maestro y Gabriel Moreno, mi “hijo”, (hicimos una función, en la que yo hacía de su padre, desde entonces el me llama “papá” y yo a él “hijo”) se las apañaron durante una parte importante del acto de la entrega para que no los viera y fuese una mayor sorpresa.

Yo, les dije a los políticos de turno que dada la situación y el momento (IVA 21%, recortes en presupuestos, proyectos, falta de ayudas a la producción y giras) era necesario e imprescindible hablar más, dialogar, escucharnos los unos a los otros, (actores, músicos, pintores, bailarines, autores…) los artistas a los que a todos les gusta conocer y saludar, pero que luego pasan olímpicamente de nosotros como apestados, porque somos lenguaraces y reivindicativos.

Siempre desde el primer momento que lo descubrí, me llamó la atención este semanario gratuito que se financia desde la publicidad; me parecía muy difícil.

Me sorprendió gratamente la selección de los temas de información, las colaboraciones curiosas y sus puntos de vista sobre toda la actualidad.

Sencillamente me pareció muy atrevido para un equipo de personas jóvenes y valientes.

Estas fueron mis sensaciones cuando conocí la noticia de mi Avuelapluma y descubrí este periódico, su meta y a su equipo de personas. “Suerte” y “mucha mierda”.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here