Brexit

Si te viera Schopenhauer /
Sergio Martínez

Llego el día y se cumplió el peor de los presagios para los que creemos en esto de la Unión Europea. El Reino Unido (Inglaterra, Irlanda del Norte, Gales y Escocia) han votado su referéndum y han decidido separarse de la Unión Europea después de 40 años de pertenencia. El futuro económico de la eurozona queda en entredicho, la situación laboral y vital de muchas personas queda en estado de incertidumbre y Europa queda fraccionada para siempre alimentando la aspiración de grupos anti europeístas en países como Hungría, Holanda e, incluso, Francia.

El resultado del referéndum inglés deja una sociedad totalmente fragmentada en dos. Más de 17 millones de personas han votado por marcharse y de la UE y más de 16 millones por quedarse. El resultado deja una sociedad totalmente dividida en varios aspectos:

1) Irlanda del Norte y Escocia han votado mayoritariamente por quedarse en la UE. Veremos si esta fractura puede volver a impulsar a un nuevo referéndum por la independencia de Escocia y provoca el auge de los movimientos de la unificación Irlandesa.

2) Una división entre zonas rurales y urbanas. Mientras las grandes urbes británicas Londres, Liverpool, Manchester , Leeds , Cardiff, Bristol, Belfast, Glasgow o Edimburgo han votado por la permanencia en la UE, las zonas rurales han votado por la opción del Brexit.

3) El voto entre los mayores de 50 años ha sido en más de sesenta por ciento favorable a la marcha del Reino Unido de la UE. Curioso datos, ya que el 64% de los británicos de entre 18 y 24 años preferirían quedarse en la UE. Teniendo en cuenta la esperanza de vida y que este no parece un proceso fácilmente reversible, pasarán el resto de su vida, casi 70 años, fuera de ella. Sus mayores han elegido el futuro que ellos no querían. Y la sociedad queda fragmentada también ideológicamente entre sus propias generaciones.

4) El cuarto punto de fragmentación se sucede entre los votantes con estudios más altos y las personas con menos estudios. Los primeros más propicios a la permanencia en la UE y los segundos del Brexit.

Conclusión. El reino Unido se va de Europa. Las consecuencias las veremos con el tiempo pero por ahora, queda un país dividido en dos. Y esto me lleva a pensar que los referéndums al 51 por cientos son un error. Creo que se debe alcanzar una mayoría mínima del 60 por ciento para tomar una decisión que afecta tanto al futuro de tantas personas. Lo dicho. Maldito Brexit.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here