¿Esperas ver muchas amígdalas en Cáceres?

¡Por supuesto! ¿Por qué te crees que el show se llama así? Ese título es por una sencilla razón. Porque las amígdalas son la parte del cuerpo que uno enseña cuando se ríe. Cuando el respetable se ve poseído por las carcajadas yo veo sus laringes desde el escenario. Veo un jardín florido de rosadas amígdalas que considero amigas. Por eso el título: Las amígdalas de mis amígdalas son mis amígdalas. Insisto, en el espectáculo no se habla de amígdalas en ningún momento. Hay que avisarlo porque muchos asisten solo para ver si hay chistes sobre tejido linfoide y no quiero que se lleven a engaño.

¿Cómo le venderías el espectáculo a alguien que dude si acudir o no?

No sé que decir. No quiero ocultar que de este show se ha llegado a decir que es una de las obras más ingeniosas y poéticas del siglo XXI. Lo que sí quiero ocultar es que he sido yo el que lo ha dicho.

Las amígdalas de mis amígdalas son mis amígdalas es el mejor show de humor que he hecho hasta ahora. Me gusta tanto que no me pierdo ninguna representación. Voy a todas.

¿Has estado en Cáceres alguna vez o es la primera vez?

He estado muchas veces de fiesta en Cáceres. Rica comida, rico vino, mucho vino… evidentemente, no recuerdo nada.

El humor no soluciona los problemas de la vida, pero los hace soportables. Funciona como un lubricante

Haces muchos juegos de palabras, ¿cuál es tu fuente de inspiración o eso sale solo?

La fuente de inspiración es el amor al lenguaje. El amor, a lo que sea, siempre es la mejor fuente de inspiración. Es la energía creadora por antonomasia. Otra buena fuente de inspiración siempre es una fecha de entrega. Cuando hay una fecha de entrega las ideas aparecen como setas después de la lluvia.

He leído en una entrevista que el autocorrector del móvil te da pena, ¿te ha pasado alguna vez algo comprometido con el autocorrector?

Me da mucha pena el corrector del móvil. Me parece uno de los grandes damnificados de esta sociedad egoísta e informatizada en la que vivimos. La gente le carga la mayoría de sus errores y el pobre no se puede defender. A cada cagada, la gente dice “Es que el corrector me lo ha cambiado en el último momento”, “No he sido yo ha sido el corrector”. He visto casos de embarazos no deseados por culpa del corrector del móvil. Yo quiero salir en su defensa. El corrector del móvil cambia las palabras, sí, pero él no pulsa enviar.

¿Por qué hacer reír a la gente? ¿Qué es la risa para ti?

El humor es una actitud en la vida. Es una forma de mirar. Se tiene o no se tiene, independientemente de cuál sea tu profesión. Siempre me ha gustado ver la vida desde ese prisma escéptico, un poco nihilista, medio estoico, relativista, cachondo, tierno y poético que es el humorismo. El humor no soluciona los problemas de la vida, pero los hace soportables. Funciona como un lubricante. Hace la vida llevadera. Es de las pocas cosas que lo consigue.

¿Por qué monólogos y no otro tipo de espectáculo?

Siempre he hecho este tipo de espectáculos. No conozco otra cosa. Reconozco que parece meritorio y casi un milagro, que un cuerpecito lombriciento como el mío llene un escenario. Bueno, es lo que aprendí a hacer desde el primer día. Estoy yo solo ahí arriba y me gusta que sea así. Me gusta que todo lo que sucede en el escenario esté bajo mi control y para eso, lo mejor es que no haya nada más.

Tienes una nueva sección en El Hormiguero sobre el descubrimiento de algunos de los timos más históricos de la humanidad, ¿cuál te gustaría destapar y cuáles has destapado hasta ahora?

He compartido alguno de los llamados “Carnival Games”. Se trata de los juegos de feria de toda la vida que en EE.UU, después de la gran depresión, tuvieron especial auge. Es interesante porque los pillos de aquella época buscaron la manera de trucar alguno esos juegos. Amañaban las barracas de las ferias para estafar a los incautos que querían participar. Esos juegos y esas trampas, son las que recojo en mi nueva sección. Hay algunos muy ingeniosos.

El amor, a lo que sea, siempre es la mejor fuente de inspiración. Es la energía creadora por antonomasia

Además de venir a Extremadura a representar tu espectáculo vas a pasar por la Feria del Libro de Plasencia, ¿te gusta escribir?

Es mi décimo libro. No es algo que haya descubierto recientemente. Me gusta mucho y me permite hacer cosas que no se pueden hacer en la tele o encima de un escenario.

Tienes un look muy marcado con gafas y flequillo, ¿has pensado alguna vez en cortarte el flequillo?

Cortarlo sería demasiado dramático. Solo soy partidario de la amputación cuando no queda otro remedio. Ahora mismo lo que practico son podas frecuentes.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here