fotonoticia_20160524092036_800

Si te viera Schopenhauer /
Sergio Martínez

He esperado a que las ferias de Cáceres terminaran para escribir esta columna dedicada a ellas. La verdad es que he vivido con cierto asombro y perplejidad toda la polémica ocurrida entre ayuntamientos, hosteleros del centro y caseteros. Y mi conclusión es que el problema al final es el de siempre, falta de visión, falta de previsión y, por lo tanto, acabamos en un made in Cáceres, es decir, improvisamos según salte la liebre o cace la perrina. (Me encanta esta expresión tan extremeña).

He de reconocer que tras tres años montando la Caseta de Avuelapluma acabé del recinto ferial hasta el gorro. En esos años discutimos con el entonces ayuntamiento hasta la saciedad por la ubicación del festivo. El gobierno dirigido por Carmen Heras consideró durante dos años seguidos, en contra de nuestra opinión, que el festivo tenía que ser el lunes. Eso condenaba a los feriantes y a las casetas a sólo dos días fuertes. Conclusión, una ruina. Demasiado trabajo para tan pingüe beneficio. Al menos parece que esa polémica se ha superado y todos tienen claro que el festivo local tiene que ser el viernes.

Ahora estos últimos años la polémica es entre feria de día o recinto ferial. Una estupidez como un castillo flotante de grande. Pueden convivir los dos espacios perfectamente. Además, no entiendo que la misma alcaldesa que promovió la feria de día, hasta hace unos años no existía en Cáceres, ahora diga que promocionarla es cargarse el ferial. No lo entiendo.

Y entiendo menos la poca claridad. La polémica, ahora hay feria de día, luego no, al final como los hosteleros se quejan sí que la hay. Si desde un principio se regulara, y sobre todo, si se supieran las normas del juego, creo que se evitarían polémicas. Yo desde aquí hago una propuesta que ya han puesto en marcha otras ciudades. Se permite feria de día con barras, música, porque ya que la permites, la permites, ¡digo yo! Y que esta tenga una duración coherente… hasta las seis o siete de la tarde para que este público pueda acudir al recinto ferial.

Y ahora hablemos del recinto ferial. Si queremos que la feria sea atractiva tendremos que invertir en ella. El presupuesto de las ferias de Cáceres comparado con Badajoz, Mérida o Plasencia es irrisorio. La programación de la caseta municipal es, por lo menos, un poco rancia, con lo que muy poco o nada estamos invitando a nuevos públicos al ferial. Vamos, que decir que la feria de día es la que se está cargando el ambiente en el recinto ferial no es ni justo ni toda la verdad. Definamos qué feria queremos y hagamos que esta crezca en todos los sentidos y direcciones.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here