MENU

La Plataforma de Refugiados se hace visible

DSC_1079

El colectivo denuncia que la región no ha acogido a ningún exiliado pese al Programa de Asilo y Refugio de la Unión Europea.

La Plataforma de Refugiados Extremadura ha denunciado que la región no ha acogido a ningún refugiado desde que el pasado 22 de septiembre se firmara el Programa de Asilo y Refugio de la Unión Europea (UE).

Así lo ha explicado, en declaraciones a AVP, el coordinador de la plataforma Refugiados Extremadura, Juan Zúñiga, que ha presentado este nuevo colectivo en Cáceres, y que contará con sede en la capital cacereña a través de ‘Refugiados Cáceres’, “para intentar dar respuesta al drama de los refugiados de manera que las administraciones se impliquen”.

“Extremadura está preparada para acoger a 350 refugiados”, ha señalado Zúñiga, que ha apuntado a que el problema está en que “no hay voluntad política pese al acuerdo de la UE, porque la competencia la tiene el Gobierno central que no está poniendo nada de su parte, pese a la situación esperpéntica que estamos viviendo”.

En este sentido, Zúñiga ha señalado que “sí hay refugiados en la región”, (en concreto, actualmente, en Cáceres residen dos familias), pero “no están vinculadas al acuerdo alcanzado por la UE, que otorga estatus de refugiado a la personas para dotarles de una protección jurídica”.

Al frente de la sede cacereña se encuentra Mónica Soria Machuca, que ha recalcado que las actuaciones de la plataforma irán encaminadas a “sensibilizar a la ciudadanía y educar en valores para la aceptación de los refugiados en nuestros núcleos sociales”.

Acciones

De momento, la plataforma y alrededor de 40 colectivos culturales y sociales de la región ya han llevado a cabo diversas acciones reivindicativas, como la ‘performance’ denominada ‘Maletas’ y la pancarta que desplegaron en el pasado WOMAD.

La plataforma Refugiados de Cáceres colocó una gran pancarta en un balcón de la Plaza Mayor de la ciudad en la que se podía leer ‘Ciudad que acoge. Bienvenidos refugiados’ y con la que quiso llamar la atención ante el drama humanitario que viven miles de personas.

La pancarta se colocó en un local cedido por el Obispado de Coria-Cáceres, que se suma así a la campaña, “en sintonía con el Papa Francisco y el resto de obispos españoles, que han reiterado su petición de hospitalidad para los refugiados”, según el propio colectivo.

Previamente, la plataforma se había dirigido al Ayuntamiento para que fuera el balcón del edificio consistorial, en representación de todos los cacereños, el que luciera la pancarta de apoyo a los refugiados pero, “la concejala de Bienestar Social denegó el permiso argumentando que no pueden hacerse eco de la petición del colectivo”.

La pancarta con la frase ‘Ciudad que acoge’ no ha sido la única acción de la plataforma que, además, se ha reunido con todos los artistas participantes en el WOMAD, para pedirles que lancen un “grito por los refugiados” desde el escenario.

El texto que se les hizo llegar rezaba: “Plataforma Refugiados Cáceres. Somos un grupo de ciudadanos y ciudadanas que no dispuestos a quedarnos al margen de la tragedia humanitaria de las personas que buscan asilo y refugio, queremos trabajar para exigir que se cumplan los Derechos Humanos. Os pedimos que alcéis la voz con nosotros y pidáis a vuestro público ‘un grito por los refugiados'”.

Bruselas ofrece a los gobiernos pagar para eludir la acogida de refugiados

La Comisión Europea ha propuesto que los gobiernos de la UE que no quieran participar de un nuevo mecanismo de emergencia para repartir la carga de la acogida de refugiados en casos de crisis, puedan eludir esta responsabilidad a cambio de pagar 250.000 euros por cada uno de los refugiados que no acepte.

Con ello Bruselas deja de lado su idea original de crear una ventana única para gestionar un sistema de reparto de cuotas de acogida permanente, y propone reformar el reglamento de Dublín –que obliga a resolver el expediente de asilo en el primer país al que llega la persona– para incluir el mecanismo de emergencia.

La propuesta, que aún debe ser negociada con los Veintiocho y con el Parlamento Europeo, sí contempla reforzar la Agencia Europea de Asilo (EASO, por sus siglas en inglés) para que registre todas las peticiones de protección internacional presentadas en los Estados miembros y las aceptadas por cada país, con el objetivo de medir la presión sobre cada uno.

“Todo el que tenga derecho a la protección internacional debe tenerla en la UE. Es una obligación moral y una responsabilidad legal”, ha declarado el vicepresidente primero del Ejecutivo comunitario, Frans Timmermans, al defender la propuesta en una rueda de prensa en Bruselas.

Timmermans ha alertado de las consecuencias si la UE deja de lado la solidaridad y ha avisado a los Estados miembros de que quien forma parte del bloque “no da la espalda a los problemas del vecino, sino que se comparte el trabajo para una solución común”.

Así, el mecanismo de corrección se activaría al detectar que la llegada de demandantes de asilo supera en un 50% la capacidad total de un país para atender refugiados, y se pondría en marcha de manera temporal, hasta que las cifras se estabilizaran y la sobrecapacidad se redujera por debajo de ese 50%.

La clave de reparto para distribuir entre el resto las plazas que un Estado miembro no pueda asumir porque se encuentra bajo una “presión desproporcionada” se calculará en base a la población y al PIB de cada país (al 50% cada factor).

68 euros por refugiado

El consejero de Sanidad de Extremadura, José María Vergeles, y su homólogo en la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, han calificado de “falta de respeto” que el Gobierno quiera destinar 68 euros al año para la atención sociosanitaria de cada refugiado que venga a España.

Durante el transcurso del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), presidido por el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en funciones, Alfonso Alonso, se ha aprobado un acuerdo para la distribución 1,75 millones de euros a las comunidades autónomas para el Programa de Reasentamiento y Reubicación de Refugiados.

Una partida que ambos consejeros han calificado de “absolutamente insuficiente” porque correspondería a 68 euros por persona al año. Además, han recordado que de los 17.000 refugiados procedentes de Siria que estaba previsto que vinieran a España sólo lo han hecho 15.

“Es una falta de respeto tal y como se está comportando el Gobierno con el programa y que se planté el reparto de algo más de un millón de euros para la atención sociosanitaria. Como mucho han llegado 15 personas que en este momento han solicitado asilo de los que se comprometieron a traer y ahora nos ofrecen una financiación para la sanidad que de repartirse como está establecido en el ámbito del CISNS serían algo así como 68 euros por refugiada al año, lo que nos parece desde todos los puntos de vista absolutamente insuficiente”, ha aseverado Vergeles.

Eduardo Villanueva /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: