MENU

La lucha contra el despoblamiento rural marca los dos primeros años de legislatura en la Diputación

 

El respeto a la autonomía local, la plena inclusión y el diálogo social sostienen las políticas de estos dos años en que los ayuntamientos han recibido 55 millones

La presidenta, Rosario Cordero, y su equipo de gobierno, han cumplido dos años al frente de la Diputación, dos años de legislatura que han estado marcados, según la presidenta, por la lucha contra el despoblamiento rural y el respeto a la autonomía local, a que sean los propios municipios los que digan en qué invertir, así como a la consecución de una provincia inclusiva, “donde la igualdad esté en cada decisión y en cada Administración”, y el diálogo social.

“Todas las políticas que hemos desarrollado y desarrollamos se interrelacionan, se cruzan y se acompañan, porque todas miran hacia un mismo punto, la lucha contra el despoblamiento rural”, señaló Cordero al tiempo que añadía que esta lucha “solo se ganará si las administraciones estamos al lado de los municipios y hacemos la política con ellos”. Área por área, Cordero fue desgranando las políticas realizadas, para finalizar adelantando algunos de los principales proyectos y actuaciones que tienen previstos para los dos años que restan de legislatura.

Habló del Plan Activa, “con el que los municipios han decidido dónde invertir los 36 millones destinados en estos dos años a su mejora, la mejora del mundo rural”; del programa de eficiencia energética; y el de carreteras, que ha supuesto hasta ahora la conservación y mejora de más de 1.800 kilómetros de la red provincial. Sobre el Plan de Empleo Social señaló que han destinado 12 millones a crear empleo en los municipios, a lo que hay que sumar casi 2 millones invertidos, a través del Plan Activa, para la contratación de personal en distintas áreas.

En materia de Cultura, y bajo la premisa de que la “Cultura crea igualdad y mantiene vivos nuestros pueblos’” la Diputación ha aumentado el presupuesto en un 19%, hasta los 23 millones, y llevado a cabo “una amplia actividad cultural que ha llegado a todos y cada uno de los municipios”.

También con el objetivo, una vez más, de luchar contra el despoblamiento de las zonas rurales, en materia de desarrollo y turismo sostenible se han realizado planes territoriales, en colaboración con los propios habitantes, agentes sociales y económicos de cada comarca; y reabierto los centros de interpretación que estaban cerrados, y creado, además, la Red de estos centros, en la que ya se integran 43.

En cuanto al área de Hacienda, se ha liquidado en estos dos años la deuda con las entidades bancarias, “permitiéndonos pasar de un presupuesto de 109 millones en 2016, a 114 millones en 2017”; sacado, por primera vez, préstamos a interés 0 para las entidades locales y las mancomunidades, “poniendo en dos años a disposición de los municipios 18 millones de euros”…

Además, se ha retomado el diálogo con sindicatos y trabajadores, “lo que ha llevado a la aprobación de la Carrera Profesional, la mejora de los programas de Formación, la promoción de empleo temporal, la elaboración de un nuevo reglamento de bolsas de trabajo y las bases generales de procesos selectivos”.

En proyecto
De cara al futuro, la Diputación estudia solicitar un crédito especial, de unos 20 millones de euros, complementarios al presupuesto general, para desarrollar planes territoriales de generación de empleo. Y aunque esta inversión, hizo constar la presidenta, se podría hacer sin acudir a un préstamo, “puesto que hay dinero suficiente en las arcas provinciales”, se recurrirá a este sistema “porque las leyes nacionales impiden el uso de esos fondos”.

Por otra parte, tras recordar que Europa rechazó financiar la obra de un nuevo puente sobre el río Sever para unir las localidades cacereñas de Cedillo y portuguesa de Nisa, Cordero indicó que se siguen buscando soluciones, y una de las que se baraja es reforzar este puente, que pertenece a Iberdrola, para que se pueda usar a diario. “Un puente nuevo costaría unos 7 millones de euros, pero reforzar el actual para uso viario y diario sería menos costoso, y si no lo hace Iberdrola la Diputación está dispuesta a asumirlo, pues lo importante, y necesario, es que el puente se abra todos los días”, argumentó la presidenta.

 

 

Rosario Cordero. Presidenta de la Diputación
“Una gestión responsable implica tomar medidas valientes”

¿Qué destacaría de los dos primeros años de legislatura?
La lucha contra el despoblamiento rural; el respeto a la autonomía local, a que sean los propios municipios los que digan en qué invertir; la consecución de una provincia inclusiva, donde la igualdad esté en cada administración y decisión; el diálogo con los trabajadores de la Institución; y la igualdad de oportunidades para todos los municipios.

Imagino que también ha habido dificultades…
Una gestión responsable implica tomar medidas valientes, que creo se han tomado, siempre desde la transparencia y buscando llevar la igualdad a todos los cacereños. Pero no hay que hablar de dificultades, sino de soluciones.

¿Y la relación con la oposición?
Una de las primeras medidas que se adoptó fue crear la Junta de Portavoces, algo completamente nuevo, y precisamente para disponer de un marco de comunicación con los grupos de la oposición.

Superado el ecuador de la legislatura, ¿qué retos afrontan?
Los retos no cambian, nuestro objetivo es el mismo, si bien nuestras políticas para conseguirlos se van adaptando. La prestación de servicios a nuestros municipios es la razón de ser de las diputaciones, y en una provincia como la de Cáceres es una razón de mucho peso. Pero para ello tenemos que tener pueblos vivos, por eso la lucha contra el despoblamiento seguirá siendo nuestro reto.

¿Algún proyecto prioritario?
Todos son prioritarios, pues todos suman, pero pronto daremos a conocer en detalle un Plan Territorial especial al que destinaremos unos 20 millones de euros.

 

El PP califica la gestión “nefasta” 

Para el PP la gestión del PSOE al frente de la Diputación esta siendo “nefasta” y por ello la provincia “no tiene proyecto ni destino”. Lo manifestaba así su portavoz, Alfredo Aguilera, que acusó al equipo de Gobierno y la presidenta de hablar de despoblamiento “para ocultar la realidad de su falta de soluciones para los municipios”, pues “nadie conoce qué proyecto tiene el PSOE para ello”.

Aguilera cuestionó “para qué se va a pedir un crédito de 20 millones si no tienen proyectos ni van a luchar contra el desempleo” y les instó a “gestionar correctamente” los fondos de la Diputación, a optimizar costes, invertir más en los pueblos y mejorar la ejecución presupuestaria “sin aumentar la deuda”, al tiempo que mostró la consideración de que en estos dos años “se ha despilfarrado”. Y es que, según argumentó, “se han aumentado los gastos innecesarios”, como el gasto en personal, que se ha incrementado un 12%; en protocolo (un 50% más), en publicidad y propaganda (un 63%) o en reuniones y conferencias (un 66%).

Además, criticó la “politización” y la “grave desorganización interna”, con ejemplos como “numerosos nombramientos directos” de cargos directivos y la dimisión de otros, ceses de funcionarios “que no opinaban como quería el equipo de Gobierno”, el desmantelamiento del servicio de Intervención…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: