La bruja Circe

Usamos la palabras en la educación, en los mensajes que pasamos a los demás y sin ver qué pueden utilizarse como medio de manipulación, de los desinformados y los inmaduros, y también por contra, la mas directas formula para inducir y proporcionar la autoestima y la seguridad.

Los chamanes, druidas, sabios, magos e investigadores de lo oculto, fuesen mujeres o varones, desde la antigüedad según la tradición oral y más tarde a través de los escritos, han hablado, conocido y enseñado la importancia de la palabra, es la palabra la que crea el conjuro, es la palabra la que conforma del rito y aúna la fuerza de los presentes, eso esta recogido en todas las distintas religiones. Con nosotros mismos sin ser conscientes, usamos palabras que nos dañan, nos desautorizamos, los nunca podrás, qué te crees, estas tonto y con otros incluso nuestros niños, amigos o parejas, eres malo, te odio, vete de aquí, eres un inútil, eso son conjuros.

Me llamó la atención y me puso los pelos de punta el brindis que hacen en la serie “La Peste” que comienza brindo por dios que está en todas partes, en la peticiones de los niños y en las oraciones de los sacerdotes… y en el miedo, lo que bien escuchado se interpreta: da igual donde valláis, el miedo os encontrara, el miedo si es sin duda la mas conocida forma de manipular, maldecir, alejar de otro las buenas vibraciones, ¿quién puede sentirse bien si tiene miedo que algo malo le suceda?

Por eso es tan decisivo el cuidado en el uso de la palabra sobre todo con nuestros niños, en la educación y los medios de comunicación, porque la manera en que nosotros hablamos de nosotros mismos y la forma en que los demás hablan de nosotros, conforman nuestra identidad y por ello con nuestras palabras estamos creando una parte de la identidad de los que nos rodean, porque la identidad es lo que decimos, lo que no decimos y la manera en que lo decimos. Por ejemplo decimos somos españoles o somos catalanes y eso no cambia nadie, recordad hace unos siglos éramos romanos, celtas, iberos… Cuidemos las palabras y sobre todo cuidado de no caer en la manipulación que se nos impone con ellas.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here