Tiempos posmodernos
Víctor Gabriel Peguero

El otro día estuve pensando en los griegos, no en los de ahora -que, por cierto, parece que ya nadie se acuerda de Tsipras y Syriza-, sino en los de la época clásica y helenística, que a lo mejor es un periodo muy amplio, pero más o menos es posible determinar en qué andaban pensando los griegos en aquellos tiempos. Es posible porque tenían la costumbre de montar sus escuelas -la Academia de Platón, el Liceo de Aristóteles…-, que muchas veces sobrevivían a sus maestros, y seguían ocupándose de las matemáticas, la geometría, la cosmología, el individuo… Si bien acabó llegando la separación entre ciencia y filosofía, estaba claro que aquellos fueron unos tiempos en los que los intelectuales se preguntaban por el porqué de las cosas, y con suerte, algunos gobernantes se acercaban a los sabios para entender mejor aquello que les tocaba dirigir.

Sería divertido imaginar la reacción de muchos de aquellos ilustres filósofos al ver el nivel de desarrollo y conocimientos relativos a la ciencia. ¡Entenderían tanto tantas cosas! Ahora, el problema sería cuando nos preguntasen “¿y qué piensa la sociedad del siglo XXI?”. Imaginemos un diálogo con Aristóteles:

—Amigo mío, sorprendente lo que sabéis ahora del universo, de la biología, la física… ojalá hubiésemos alcanzado vuestro grado de desarrollo en la polis… ¿Cómo os ha influido todo esto en vuestra visión del hombre?

—Pues mira, tenemos ahora unos móviles con 13 megapíxeles que graban vídeos increíbles que puedes compartir en Facebook. Porque en Facebook ahora todos somos amigos.

—Sin duda es un adelanto increíble. ¡Cuántas charlas podríamos haber tenido de poseer estas herramientas! Pero me interesa más saber cuáles son vuestras ideas, cuáles son vuestros debates.

—Ah, bueno. Pues en Vallecas hubo una carroza…

—¿Y quiénes son los sabios a los que seguís hoy día? ¿Qué os dicen?

—Ah mira, pues muchos. Yo en Twitter sigo como a 10.000 influencers buenísimos. Y luego en la tele también hay muchos. El otro día, en las campanadas, Pedroche dio un discurso muy bueno.

—¿Es una especie de maestra?

—Mmm no; es presentadora. También se debatió mucho sobre su traje.

Espero que Aristóteles no acabase preguntando por Rajoy. En cualquier caso, ahora que empieza 2018, todo indica que nos seguiremos haciendo, como sociedad, las preguntas clave.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here