Los hallazgos arqueológicos que se conservan en el patio exterior del Palacio del Mayoralgo, considerados como “la mayor aportación para la comprensión de la evolución urbana de Cáceres a lo largo de los siglos” y una “importante huella de la historia de la ciudad”, son ya visibles para todos.

El Ayuntamiento, la Fundación Caja Extremadura y Liberbank, entidad propietaria del inmueble, lo hacen posible con el convenio que han firmado y por el que a partir de ahora quien lo desee podrá visitar el yacimiento (unos 530 metros cuadrados) de estos restos, fundamentalmente de época romana, pero que conviven con otros vestigios almohades y medievales.

Aparecieron durante las obras de rehabilitación del edificio, en 2001, en las excavaciones realizadas por un equipo de arqueólogos dirigidos por Marcos Jiménez y Hugo Chauton, y que permitieron distinguir los diferentes asentamientos que hubo en el solar a lo largo de la historia; las diversas fases ocupaciones desde el siglo I antes de Cristo a la actualidad, “pues se trata de una serie de casas e instalaciones superpuestas de diferentes épocas pero que suponen el origen de la ciudad”.

Distintas fases y épocas

A época romana corresponden, por ejemplo, parte del foro de la ciudad Norba Caesarina y un tramo de calzada, los restos de unas termas o una casa de la que se conserva el patio, con la base de columna y la cisterna en el centro.

A partir del siglo III después de Cristo la zona se reestructuró, en algunas zonas se destruyó parte de lo levantado en fases anteriores e incluso, al parecer, se aprovechó el espacio monumental para construir viviendas, apareciendo de ello evidencias de un taller de forja, estructuras habitacionales y reforma de la muralla.

De la época musulmana apenas aparecen restos, solo movimiento de tierras y expolio de estructuras anteriores, probablemente por el desplazamiento del núcleo urbano a las actuales plazas de San Mateo y las Veletas.

Ya entre los siglos XII y XIII, tras la reconquista cristiana, se produciría una revitalización de esta zona de la ciudad, momento en que se documenta en el solar una edificación de dos palacios-torreón, uno de los cuales “formará parte del edificio actual”, del que se descubren las entradas a la cisterna, que se reutilizan por medio de pozos.

Durante los siglos XV y XVI se construyó un arrabal, que sería destruido en el XVII para erigir el jardín del palacio, que ha perdurado hasta la actualidad. Sería también en el XVI cuando se reordena el edificio, adelantando su fachada hacia la concatedral de Santa María; y ya en el siglo XVIII se realizó la escalera y el arco que une el jardín del palacio con la Torre de los Púlpitos.

Detalles de su apertura al público
  • Las visitas podrán realizarse los sábados, entre las 10.00 y 20.00 horas, y los domingos y festivos, de 10.00 a 14.00 horas.
  • Serán sólo para grupos y siempre acompañados de un guía turístico, al que se unirá un policía local.
  • Las organizará el ayuntamiento, que deberá informar a Liberbank con 48 horas de antelación.
  • Los interesados podrán concertarlas a través de la Concejalía de Turismo, las Oficinas de Turismo o los guías oficiales.
  • El acceso será por la puerta situada a nivel de calle en el adarve de la Estrella, o por el paso elevado que comunica la muralla medieval, a través de la Torre de Bujaco, con el patio del Palacio del Mayoralgo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here