La Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballesteros (FMCCB) y la Fundación Caja de Extremadura se han unido para ofrecer la exposición ‘Del Costumbrismo a la Modernidad’, una muestra de 45 obras de importantes artistas extremeños, como Eugenio Hermoso, Felipe Checa, Adelardo Covarsí, José Bermudo y Conrado Sánchez Varona, y de los madrileños Manuel Ramos Artal y Federico Jiménez Fernández, pertenecientes a los fondos patrimoniales de la Fundación Caja de Extremadura, y que permanecerán expuestas hasta el 4 de marzo de 2018 en la Casa Palacio de los Becerra, sede de la FMCCB, sita en la plaza de San Jorge.

Se trata de una muestra de la “mejor pintura extremeña” de finales del siglo XIX y principios del XX, de pintores a los que es “difícil encuadrar” en una tendencia artística, pues no pertenecen a escuelas concretas ni tienen estilo puros, pero cuyos trabajos mantienen las bases del Romanticismo, el Costumbrismo y el Regionalismo de sus viajes por España, Francia o Italia.

La muestra permanecerá expuesta hasta el 4 de marzo de 2018

El director de la FMCCB, Luis Acha, explicaba en su presentación que en las pinturas que se exponen se aprecian las influencias tardías del Impresionismo en los primeros años del siglo XX y de otros movimientos, como el Postimpresionismo y el Modernismo, que dejaron impronta en las obras de los artistas. Y destacó la importancia de esta nueva exposición que, indicó, “saca a la luz los fondos de la fundación bancaria para ponerlos al alcance de todos”.

Por su parte, el director de la Fundación Caja de Extremadura, Antonio Franco, tras subrayar esta colaboración entre ambas entidades “que persiguen un mismo objetivo”, como “la conservación y promulgación del patrimonio artístico”, anunció que la intención es mantener esta línea de poder ir exponiendo el patrimonio artístico que la institución posee.

De hecho, para esta exposición de 45 obras se ha tenido que hacer una selección de entre los más de 1.100 cuadros que forman parte de los fondos patrimoniales de la Fundación Caja de Extremadura, en los que también se incluyen esculturas, fotografías o mobiliario, explicó Franco.

Todo ello está debidamente catalogado y se encuentra en el Palacio de Mayoralgo, sede institucional de la fundación, pero la idea es “digitalizar” todo este patrimonio artístico y volcarlo en una plataforma web “para que se pueda consultar y disfrutar” tanto a nivel de investigación como por los amantes del arte.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here