la-verdadera-historia-de-la-navidad-descubre-las-mentiras-que-te-han-contado

De Cáceres de toda la vida /
José María Saponi

No son iguales, los días de Navidad de ahora no son como los de antes, aquella infancia y juventud nuestra en que las calles eran bulliciosas, yo diría que más bulliciosas, días antes de la Nochebuena, pandillas de jóvenes llamando a las puertas, con panderetas, zambombas y sus botellas de anís vacías, de aquellas botellas que con un tenedor o cuchara eran rasgadas para acompañar el canto de los villancicos a las puertas donde se llamaba para pedir el aguinaldo.   Pesetillas, más bien céntimos que los vecinos dejaban en el platillo que uno de la pandilla llevaba y la verdad nunca se sacaba aquello que se soñaba, pero servía para repartirlo y comprar alguna chuchería o en la época de los trece-catorce años comprar cigarrillos de anís en el carrillo de la Señora Juana en Cánovas, para así creernos más hombres. Lo del aguinaldo terminaba el día de la Nochebuena.

Cáceres, Ciudad en la que han convivido las tres culturas que en el mundo han sido, ciudad bimilenaria y con huellas e humanas de más allá de veinticinco mil años en su Cueva de Maltravieso, es un importante enclave español, que por haber sabido cuidar ese barrio de diseño urbanístico medieval, de los mejores conservados de Europa, la UNESCO la declaró PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD, hace treinta años el 28 de noviembre de 1986.

Extremadura, como comunidad autónoma española con las dos provincias más extensas de España: Cáceres y Badajoz, en ella nacieron los más famosos conquistadores del Nuevo Mundo, Francisco Pizarro y Hernán Cortés, conquistadores de los imperios inca y azteca, respectivamente. Siendo cuna también de otros muchos e importantes conquistadores que nacieron en Extremadura.

Al llegar la Navidad, que es fiesta más grande del mundo cristiano, se celebra el nacimiento de quien trajo el mejor de los mensajes y las mejores esperanzas para el hombre, aquel al que anunciaron los mejores Profetas. Como fiesta fue introducida en Constantinopla por el año 379 ó 380, San Juan Crisóstomo, que en su época fue un renombrado asceta y predicador en su nativa Antioquía, aparece la fiesta que se celebró por primera vez el 25 de diciembre del 386, y desde entonces se esparció por todo el Oriente cristiano y se adoptó en Alejandría alrededor del 432, en Jerusalén sin embargo, se asumió un siglo o un poco más después. Los armenios, solos entre las Iglesias cristianas antiguas, nunca la adoptaron, y hasta hoy llevan celebrando el nacimiento de Cristo, la adoración de los Reyes y el bautismo el 6 de enero.

Esa es la historia, pero la Navidad para los cristianos es algo especial y muy relevante, en torno a ella, gira la verdad acogida por todos, es la fecha esperada por todos y la reciben con alegría, es la fiesta que convoca a todos y los que están separados vienen en unión para la celebración en común que sin duda es el nacimiento de Jesús, y hacer repaso a los hechos sucedidos durante el último año que termina, y ahí es donde se notan las ausencias y los consuelos.

En España, país libre, en el que cada puede pensar lo que más oportuno le parezca, la Navidad une a todos, España como democracia de primer orden en el mundo, con una Constitución que garantiza derechos y libertades, es también, un país respetado y respetable en el mundo, y hoy vive ese otro tiempo de Navidad, sin perder la referencia cristiana que conmemora el nacimiento en Belén de quien pudiendo ser rey porque era Dios, nació en una humilde morada allá en Nazaret


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here