El Ayuntamiento advierte que “estará vigilante” para que los que reabran cumplan la normativa, pues hasta el juicio previsto para septiembre no habrá resolución definitiva

Cinco años después de que fueran cerrados por orden judicial, los bares de La Madrila afectados por el proceso abierto por ruidos e incumplimiento de horarios podrán reabrir sus puertas. Podrán hacerlo al haber dictado el titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Cáceres un auto por el que no renueva la orden de cierre de aquellos locales que eran clausurados en marzo del 2012, medida que afecta a los establecimientos La Belle, La Cuerda, Machiavello y Submarino, que son los que continúan cerrados y ahora podrían volver a abrir sus puertas, aunque para ello habrían de realizarse obras de insonorización y adaptarse a la normativa de ruidos y horarios. Y ante esta posibilidad, desde el Ayuntamiento de Cáceres se ha advertido a los bares que quieran reabrir tras levantarse la suspensión cautelar de cierre por cinco años, que se estará “vigilante” para cumplan la normativa vigente y lo referente a la ordenanza municipal respecto a los ruidos, horarios y actividades que desarrollen. La concejala de Medio Ambiente, Montaña Jiménez, indicaba al respecto que aunque el juez “ha levantado el precinto, hay que esperar al juicio por esta causa, previsto para el 20 de septiembre”, pues será entonces cuando habrá una sentencia y “se sepa el resultado de todo esto”. Evidentemente, hizo constar la concejala, “si alguno de los establecimientos por esta suspensión cautelar decide abrir, deberá cumplir con toda la normativa y toda la ordenanza municipal a ese respecto, pues el Ayuntamiento estará vigilante en ese sentido”, incidió, al tiempo que confirmó que, al menos de momento, ninguno de los locales precintados se ha puesto en contacto con el Consistorio para solicitar una nueva licencia de apertura y reanudar su actividad.

 

En el banquillo: Heras, Jurado y 11 hosteleros

El juicio por el caso de los ruidos en La Madrila está previsto que se celebre el 20 de septiembre de este año en el Palacio de Justicia de la ciudad. Su comienzo está fijado para las 09.20 horas, y en el banquillo de los acusados se sentarán un total de 13 personas, en concreto 11 hosteleros, la ex alcaldesa Carmen Heras y el ex concejal Carlos Jurado, que era responsable de Seguridad Ciudadana en las fechas en que se produjo la denuncia por parte de vecinos de la zona de La Madrila.

Cabe recordar que los denunciantes reclaman 297.000 euros de indemnización por los problemas que supuestamente les habría ocasionado el ruido emitido por los bares denunciados durante más de treinta años, y la acusación particular solicita pena de prisión para Heras y Jurado.

Avuelapluma /


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here