MENU

El centro CAIA, pionero en técnicas de terapia virtual

Amplía sus servicios de atención a la infancia y la adolescencia, al tiempo que se abre también a adultos, cuando cumple su primera década.

Diez años de vida cumple el centro terapéutico CAIA prestando servicios de investigación, orientación, asesoramiento, detección, diagnóstico y tratamiento a menores y adolescentes que presentan algún tipo de problema o dificultad.

Una atención global que hace posible un equipo multidisciplinar al frente del cual se encuentra Javier García Márquez, licenciado en Psicología con especialidad en clínica Infanto-Juvenil, y máster en Psicopedagogía Clínica, que concreta que en su centro “evaluamos, diagnosticamos, intervenimos, asesoramos… sobre cualquier dificultad o problema de aprendizaje, emocionales, de conducta, ansiedad, depresión…, y no sólo a nivel psicológico, sino también psicopedagógico, de apoyo…, afrontando cualquier problema que pueda surgir en menores y adolescentes”.

Realidad virtual y estimulación cognitivas, las dos novedosas técnicas que ofrece el Centro

Esta atención globalizada y multidisciplinar les hizo ser pioneros, pues cuando CAIA se puso en marcha “en la ciudad no había ningún centro que ofreciera una atención tan completa”, y desde entonces no han dejado de crecer e innovar para seguir ofreciendo las mejores técnicas y los servicios de mayor calidad. Fue este objetivo lo que les llevó hace año y medio a trasladarse al número 15 de la Avenida de España (Cánovas) “para estar más céntricos, y en unas mejores y más amplias instalaciones”; y también a ampliar sus servicios con novedosas técnicas, terapias a través de la red virtual en las que se han hecho expertos y que les concierten, de nuevo, en pioneros.

También para adultos

Las nuevas técnicas terapéuticas que desarrollan en CAIA son dos: la realidad virtual, a través de la cual se trabajan todo tipo de fobias, problemas de ansiedad, estrés…, “y con la que resulta más fácil acercarte al paciente y se consiguen resultados mucho mejores”; y la estimulación cognitiva, técnica con la que se trabajan las funciones ejecutivas, temas de atención, impulsividad, concentración, planificación, organización, control de impulsos… “y que está dando muy buenos resultados, pues resulta para el paciente más relajante y motivante, y esto nos permite trabajar con ellos mucho mejor”.

La experiencia, está siendo tan buena, reconoce García Márquez, que han decidido ampliar sus servicios con una escuela de padres específica de TDAH , “vamos a empezar a tratar también a abuelos o cualquier persona que quiera mejorar sus funciones ejecutivas, y a adultos con cualquier tipo de fobia, problema de ansiedad, estrés…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: