/ La Bruja Circe

En auto-maestría pensamos que el cambio es siempre una oportunidad de crecer, es fruto de nuestra necesidad de encontrar otros caminos. Aunque nos asuste, el cambio siempre lleva añadida la oportunidad, la cuestión es ¿cómo la encontramos entre la inseguridad y el miedo? En mi opinión, para perder el miedo y la inseguridad primero hay que cambiar el estado mental, la vibración. Si en un momento, disconforme con la situación, se altera tu vibración, cambiarla, cambia de polaridad cambiando tu punto de vista, lo no deseable, se mata cambiando su polaridad. Cuando sentimos miedo o inseguridad, atraemos esa vibración, cuando sentimos y manifestamos gratitud, los sentimientos producen una energía tal que cambian las condiciones a favorables, de este modo aprende, si quieres mejorar, agradece, ríe, disfruta y todo cambiara en tu entorno.

La física cuántica así lo ha reconocido. Al entenderlo entendemos lo importante de nuestras reacciones, si le decimos al mundo que somos incapaces, que nos rendimos, que somos mediocres, el universo lo cree porque somos energías conectadas con el todo, somos divinos. Cuando la realidad como la conocemos cambia, nos tenemos que ajustar a este nuevo orden de las cosas. Podemos adoptar dos posturas: algunas personas salen muy bien libradas y otras no pueden soportar la idea de que nada es para siempre. ¿cual eliges?

Hay cinco procesos de los que no nos podemos escapar y que no podemos controlar: el envejecimiento, la enfermedad, la muerte, la decadencia de las cosas y la destrucción de las cosas, pero aun en ellos podemos variar la forma de vivirlos y asimilarlos, de aceptarlos y realizarnos como personas dentro de ellos. Cuando comprendemos que nada es para siempre, es cuando la vida adquiere su carácter de joya preciosa. Vivir el día de hoy como si fuera el último es lo que hace que nuestra experiencia sea maravillosa.

No pierdas la oportunidad de decir te amo, de reunirte con alguien del pasado, de trabajar y enfocarte en hacerlo bien y si tenemos que llorar y decir adiós, hay que hacerlo sin pensar dos veces. La sabiduría esta en adaptarnos y seguir adelante.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here