MENU

Efectos secundarios

Versos del insomnio
Víctor M. Jiménez

La lengua del camaleón
moja los labios de los poetas
para despojar las palabras
de su transparencia dolorosa.

Al abrigo de la luna nueva
la sutura de los versos
hostiga la piel
de las manzanas verdes.

Un carámbano de fuego
se columpia en la cuenca de los ojos
y palpa la hendidura
de los tuétanos.

Las últimas letras
son la levadura
que apuntala la ruina
y salva a los náufragos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: