La Guardia Civil incrementa la vigilancia y recuerda la prohibición de hacer fuegos hasta el 15 de octubre

Desde el pasado 1 de junio, coincidiendo con la declaración de peligro alto de incendios, diez personas han sido detenidas o investigadas por la Guardia Civil en la provincia por delitos relacionados con los incendios forestales; detenciones e imputaciones que se enmarcan en el plan establecido para la prevención y la lucha contra los incendios forestales de la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres, así como su investigación por el Servicio de Protección de la Naturaleza.

Según la información facilitada en nota de prensa por la Guardia Civil, desde la prohibición de la realización de todo tipo de fuego, como podas, rastrojos o barbacoas, y al ser época de peligro alto de incendios forestales, desde el pasado día 1 de junio agentes de la Guardia Civil, en especial los del Servicio de Protección de la Naturaleza, “vigilan muy de cerca esta prohibición”.

Y además, se añade, la Comandancia de Cáceres ha incorporado para la vigilancia de esta prohibición y prevención de incendios forestales un helicóptero del Servicio Aéreo de la Guardia Civil, tras lo que ha logrado la detención de tres personas y la investigación de otras siete por delitos de incendio forestal desde la declaración de peligro alto de incendios forestales.

Así, 10 han sido los detenidos o investigados desde el pasado 1 de junio, cifra que se eleva a 23 en lo que va de año.

Las detenciones

De las detenciones llevadas a cabo la Guardia Civil destaca la de una persona, el pasado día 20 de julio en la localidad de Montehermoso, como presunto autor de diez delitos de incendio forestal, cometidos entre los años 2015 y 2017, todos ellos en el paraje conocido como ‘Las Viñas’ del mismo término municipal.

Ante la “reiteración y proximidad” de los incendios a la población, “que generaban una gran alarma social”, se inició una investigación conjunta entre la Policía Local y la Guardia Civil y, fruto de esa colaboración, el detenido era sorprendido a finales de junio en el punto de inicio de uno de los incendios.

Tras los diferentes análisis y estudio del ‘modus operandi’, los agentes le atribuyeron la supuesta autoría del resto de los incendios forestales, hasta un total de diez, que se estaban investigando.

También se destaca la investigación y detención de una persona, el pasado 18 de julio, como supuesto autor de un incendio forestal ocurrido el día 15 del mismo mes en las proximidades de la autovía A-66, cerca de Valdesalor. La investigación llevada a cabo por la Guardia Civil sobre este incendio “concluyó que se produjo tras arrojar el investigado una colilla a una zona con pasto”.

Y finalmente, también se reseña la detención de una persona y la investigación de otra, el día 23 de junio, como supuestos autores de un incendio por imprudencia que se produjo el día 19 del mismo mes en Pago de San Clemente, “fuego que tuvo su origen en los trabajos realizados con una radial durante su actividad profesional, y que omitió las medidas establecidas en el Plan Infoex”.

Advertencia

Ante el riesgo de incendio que sigue existiendo, la Guardia Civil ha advertido de que va a continuar “de una forma muy intensiva la labor preventiva”, apoyados con un helicóptero del servicio aéreo de la Guardia Civil para llevar a cabo las tareas de vigilancia, “en especial en aquellas comarcas donde exista una mayor masa forestal”; al tiempo que ha insistido en recordar que, al estar en época de “peligro alto” de incendios forestales, está “totalmente prohibido” hacer cualquier tipo de fuego en toda la comunidad autónoma del 1 de junio al 15 de octubre.

Y se recuerda, para terminar, que cuando se lleve a cabo en el medio rural cualquier tipo de trabajo con maquinaria que produzca fricción entre metales, “se deben extremar las medidas de seguridad, en evitación de que se produzca algún incendio forestal a causa de alguna chispa”.

 


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here