MENU

Diez años no son nada

_MG_8602

Pero dan para mucho. Un 13 de marzo de 2006 arrancamos esta singladura periodística con el número 0 de Avuelapluma, cuya portada a página completa exclamaba un solo titular, Preocupados por el agua, y un solo anunciante, el Ayuntamiento de Cáceres, gracias a la intervención divina de Sonia Cobo, jefa de prensa del alcalde Saponi. Desde entonces ha llovido mucho. Nada menos que una década y 468 números hasta llegar hasta este especial, que hoy, querido lector, tiene entre sus manos.

En ese número 0 estaba nuestro primer editorial, Salto sin red, y algunas de las que fueron nuestras primeras colaboraciones. (¡Qué hubiera sido de este humilde medio sin todas las personas que han colaborado en estos diez años!): La crítica de cine la ejecutaba entonces Rodrigo Guisado y en el presentamos a nuestros tres columnistas literarios: Raúl Vacas, Abel Mangas y José Manuel Díez, ¡cuánto talento en dos páginas de un periódico!. Sólo un número después, estrenamos consultorio existencial, dirigido por el filósofo Nico Paz.

En ese tiempo teníamos secciones como el badulaque, a las seis en el bombo, cartelera porque coexistían dos cines en Cáceres y fotoencuesta. Poco a poco, llegaron más anunciantes, creamos una sección de fotos y como no, entrevistamos a Franquete, hicimos nuestros primeros especiales de Semana Santa o el Womad y Avuelapluma fue avanzando. Ojeando las páginas de nuestros primeros meses de vida te das cuentas, que aunque parezca que no, muchas cosas han cambiado. Allá por mayo de 2006 la desaparecida Tiendas Tipo empezó a recomendar discos en las páginas de Avuelapluma y justo una semana después entrevistamos por primera vez al alcalde de Cáceres en nuestras páginas. Yo tenía el pelo largo, José María Saponi, hoy nuestro colaborador, estaba mucho más joven, y esa entrevista supuso, que los políticos empezaran a mirarnos de forma diferente. Estos chavales parecía que iban en serio. Por cierto, ese mismo número estrenamos una sección con el videoclub Arimar sobre dvd’s. ¡Qué te parece!

¡Qué hubiera sido de este humilde medio sin todas las personas que han colaborado en estos diez años!

He de reconocer que me gustan más las portadas que hacíamos entonces, más artísticas, menos profesionales, pero más valientes. En eso tuvo mucha culpa nuestro fotógrafo amigo y colaborador de aquella época, Roberto Caldera. Si no hubiera sido por él, no sé cómo lo hubiéramos hecho. En aquel nuestro primer verano, todavía recuerdo como Rodríguez Ibarra prometió un aeropuerto Internacional para Cáceres, se anunciaba el carnet por puntos y Avuelapluma decidió que en Agosto cerrábamos la persiana de la información, tradición que seguimos cumpliendo a día de hoy.

Volvimos por septiembre, cambiamos un poco el diseño, fichamos a David Badillo para las recetas y, por fin, incluimos un sudoku. En esas andábamos cuando Vara sustituyó a Ibarra al frente del PSOE Extremeño y más tarde en la Junta de Extremadura. Por esas mismas fechas Silvia Amador y Rut Ojalvo comenzaron a colaborar con nosotros y decidimos que Avuelapluma merecía un horóscopo. En octubre de 2006 dimos nuestra primera exclusiva ya que fuimos el primer medio en entrevistar a Rodríguez Cancho tras su dimisión como concejal. No voy a entrar en muchos detalles pero desde entonces lo de El Corte Inglés no ha ido muy bien.

Por aquella época se unió a nosotros nuestro primer viñetista, Ezequiel, un chaval majísimo que luego emigraría a Galicia, y el primer crítico musical de Avuelapluma, Pepe Regidor, que desde su Play it Loud, nos iluminaba con su sabiduría musical y su lucidez verbal. (Cosas del destino Pepe Regidor estaría trabajando con nosotros cuatro años después) Justo cuando estrenamos columna musical en Cáceres se abrió una crisis de ocio nocturno y una amalgama de denuncias por los conciertos en los bares. Todo ello en una ciudad que aspiraba a ser, por entonces, Capital Europea de la Cultura.

Íbamos llegando a 2007 y Ángel Corbacho se convirtió en nuestro nuevo crítico de cine, cada vez teníamos menos mensajes en nuestra sección de El BOMBO y a nosotros nos dio por hacer contraportadas de cine con descuentos en las salas de la ciudad, meses más tarde esa iniciativa nos valdría el Premio San Pancracio a la Promoción del Cine en Extremadura. Como dirían los Beatles, ¡qué noche la de aquel día! A ese premio se unirían con el tiempo el que nos concedió Unicef por la Comunicación a favor de la Infancia y el Premio Pop Eye a la mejor publicación Nacional. Todos están a buen recaudo en nuestra oficina.

Por mayo de 2007 vivimos con fervor nuestras primeras elecciones municipales y autonómicas como periódico y, en esas estábamos, cuando en el número 55 de este periódico se unió al club de nuestros colaboradores, Hernán Pachecho Puig y sus ‘cotidiarios’. Que gran tarde aquella cuando Hernán apareció en la redacción con su casco y nos revolucionó en unas horas. Días más tarde Carmen Heras fue elegida primera alcaldesa de Cáceres. Ese era nuestro número 60. Cuarenta números más tarde, cuando llegamos al número 100 creamos nuestros premios de los que acabamos de celebrar la IX edición. Si hay un día que puede que cambiara la historia de este medio, puede que fuera ese 30 de abril.

Desde entonces han pasado muchas cosas, hemos entrevistado a muchas personas, hemos publicado miles de noticias y hemos vivido malos y buenos momentos. Podría seguir relatando diez años de vivencias y experiencias personales pero no voy a hacerlo porque no tengo páginas suficientes en este especial. No puedo enunciar todos los clientes y empresas que apostaron por nosotros y hoy siguen confiando en este periódico gratuito para publicitarse, sin ellos, sin duda, no estaríamos aquí. A los que si me gustaría nombrar, espero que no se me olvide ninguno, es a todos aquellos colaboradores que se sumaron a la causa Avuelapluma en algún período de estos diez. Mil millones de gracias. Sin vosotros no hubiera sido posible, así que desde esta página os recuerdo con cariño: Emilia Guijarro, Víctor Casco, Kanuto, Ezequiel Blázquez, Rodrigo Simón, Pepe Regidor. Ángel Corbacho, Montaña Hurtado, Silvia Amador, Rut Ojalvo, Raúl Vacas, Abel Mangas, Josele, Dani, Jon Alonso, Adriana, Eduardo Romero, Alberto, Pepa, Raquel, Ignacio, Juan Pedro, Alonso Torres, Roberto Massó, Paco Hurtado, José Cercas, Maribel Moreno, Teresa Bravo, Antonio Pérez, Jairo, Goyo, Circe, José María Saponi, Carmen Heras, Lorena Jorna, María Polán, Emilio Luna, Víctor M Jiménez, Luis Casero, Lorena, Lucía, Isabel Valdés, Juan Pedro Sánchez, JC Corrales, Nico Paz, Francis Acedo, Marce Solís, Hernán Pacheco Puig, Roberto Caldera, Yayo Pino, Oscar Trigoso, Pilar Boyero, Enrique Silveira, José A Secas, Clorinda Power, Rosa, José Miguel, Santi Tobar, Máximo Díaz, Jesús Rodríguez… y el más grande de todos, la persona que nos irradió su profesionalidad y simpatía durante años y que en Avuelapluma seguimos recordando con el premio de fotografía que lleva su nombre: Juan Guerrero, cuando aprendimos de ti maestro, cuanto nos reímos juntos.

Y lo mejor de todo es que esto no acaba aquí. Lo que empezó como el sueño de cuatro amigos, Conrado Gómez, Rubén Gundín, Jesús Burgos y el que escribe esta líneas, es hoy una empresa de comunicación multidisciplinar que da empleo a diez personas y que sigue soñando con hacer de Cáceres una ciudad más dinámica, plural y diversa. Si nos siguen leyendo otros diez años, nosotros seguiremos soñando.

Sergio Martínez Collado /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: